A medida

martes, 25 marzo 2014

Inserta en un paisaje privilegiado, esta casa destaca por su simpleza y, sobre todo, por su arquitectura, la que propone espacios flexibles, capaces de adaptarse a las distintas necesidades de sus habitantes.

_MG_4948

Matanzas, que se ha convertido en un paraíso para los amantes del surf, tanto a nivel nacional como internacional, alberga hoy muchísimas casas que destacan por su arquitectura sobria y contemporánea. Casi 50 han sido proyectadas por WMR arquitectos, oficina conformada por Felipe Wedeles, Jorge Manieu y Macarena Rabat, los mismos del conocido Hotel Surazo y de esta casa que Wedeles llama “La casa blanca”, por estar hecha en madera natural, lo que contrasta con sus vecinas que –en su mayoría– están revestidas en madera impregnada con carbonileo. Pero ésta no es la única diferencia respecto a sus pares. Esta casa, además, tiene un programa atípico que definitivamente la hace muy especial. Sus dueños no buscaban sólo una casa de playa, sino más bien un lugar donde pasar gran parte de la semana y, a futuro, una casa donde vivir permanentemente. “Una vez que encontramos el sitio, que nos gustó mucho por su vistas tanto al mar, como a la quebrada, decidimos que queríamos algo muy simple. Una casa pensada para en un tiempo más vivir acá, asumiendo que la mayoría del tiempo vamos a estar solos”, comenta la dueña de casa, que acostumbra llegar los días jueves y volver los martes a Santiago. Por lo mismo, buscaban espacios amplios y flexibles que les permitieran gozar de la casa solos y también junto a la familia y los amigos. Fue así como se estructuró un gran espacio en el que se suceden la pieza y el baño principal, la cocina, el comedor y el living, y que puede cambiar con sólo mover una puerta corredera que deja separada la pieza del resto del recinto.

 

“El encargo fue súper sencillo y el concepto tenía que ver con diseñar una casa que se pudiera habitar en una gran espacio”, comenta Wedeles.

Además de la gran puerta corredera, otro elemento divisorio es la gran chimenea que da a ambos espacios. Esta tiene la gracia de convertirse en parrilla interior, un elemento novedoso que implicó un desafío más que interesante para los arquitectos. Y aunque suena utópico, la parrilla se usa y mucho. “Aquí los asados en el exterior son complicados, se vuela hasta el carbón y el que hace el asado le da mucho frío y se queda solo. La parrilla la hicimos adentro y funciona súper bien, hemos hecho hasta pata de cordero y queda cero olor. Felipe estudió muy bien el tema para que sirviera para lo que queríamos y funcionara sin problemas”, comenta la dueña de casa. Felipe Wedeles, en tanto, acota: “La gracia de esta chimenea es que también conecta el living con el dormitorio principal, porque puede usarse en ambos espacios”.

_MG_4882

Aparte de estos espacios, existe un dormitorio de invitados y por fuera de la casa la llamada lobera, recinto diseñado para recibir a varios alojados. “La palabra viene de los lobos que se echan en las rocas en la costa. Junto con la lobera, que es un programa anexo, está el ambiente de la bodega y entre esas dos cosas se arma un ambiente intermedio entre lo que sucede en la casa y lo que pasa afuera”, cuenta el arquitecto.

_MG_4903

Respecto a la decoración , ésta es muy simple, abundan los muebles de madera que fueron construidos en obra o fabricados por maestros de la zona, como es el caso del comedor. En el living destaca una pintura de Francisco Salas; en tanto, en la pieza principal llama la atención el cuadro de Cristián Abelli. El resto de los elementos fue llegando poco a poco y en su justa medida para no romper con la simpleza de los interiores.

_MG_4978

En el jardín, en tanto, la dueña de casa ha trabajado arduamente para dar con las especies correctas. El mejor ejemplo son las preciosas lavandas que se ven en varios lugares y la huerta de la que se pueden cosechar papas, acelga, tomates, lechugas y rúcula, entre otros.

Sin duda, un lugar para descansar y disfrutar de la naturaleza sin distracciones. Una casa que definitivamente fascina por su simpleza.

 

 

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS