Antropofagia y modernidad, arte brasileño en Buenos Aires

lunes, 20 febrero 2017

Por Nicole Andreu Cooper www.andreuarquitectos.cl @NicAndreu

La Colección Fadel es una de las selecciones de arte brasileño más completas del mundo. Cuenta con más de tres mil piezas y fue iniciada a fines de la década de 1960 por Sérgio y Hecilda Fadel. Esta vez se presenta ampliamente en el MALBA, en Buenos Aires, a través de una selección de más de 150 obras. La exhibición, que se articula de manera cronológica, ofrece un panorama de los diferentes movimientos modernos ligados a la construcción cultural de Brasil hasta los inicios del arte contemporáneo. Incluye pinturas, dibujos, esculturas y objetos de artistas.

El recorrido comienza con las primeras manifestaciones del modernismo originario en Brasil hasta la década de los años 30; continúa con la búsqueda de las raíces autóctonas e inmigratorias; luego con la modernización internacional y la abstracción concreta de los años cincuenta, y la ruptura de lo moderno, con el neoconcretismo, las nuevas figuraciones y conceptualismos, entre otras experiencias hacia lo contemporáneo. Entre los precursores del modernismo se encuentran artistas como João Batista Castagneto y Eliseu Visconti, y las primeras obras abstractas de Belmiro de Almeida. La modernidad está representada por piezas de Vicente do Rego Monteiro, Anita Malfatti, Tarsila do Amaral, Lasar Segall, Cícero Dias, Cândido Portinari, Di Cavalcanti, John Graz e Ismael Nery, acompañadas por grabados expresionistas de Oswaldo Goeldi, influencias del art deco de Antônio Gomide y esculturas de espíritu nativista de Victor Brecheret y Maria Martins. La abstracción geométrica, el concretismo y el neoconcretismo están representados por creadores como Waldemar Cordeiro, Lothar Charoux, Anatol Wladislaw, Lygia Pape, Hélio Oiticica y Lygia Clark. De la segunda generación, de las décadas de los sesenta y setenta, se presentarán piezas de Mira Schendel, Sérgio Camargo, Waltercio Caldas y Wanda Pimentel, entre otros artistas que reflejan las grandes transformaciones sociopolíticas de la época en el país sudamericano. Curada por Victoria Giraudo, la exposición busca mostrar el modo en que los artistas brasileños crearon una identidad propia y una autonomía cultural, dialogando tanto con los proyectos vanguardistas internacionales, así como tomando conciencia de sus propias raíces autóctonas, sus variadas herencias culturales y mixturas raciales propias de la cultura brasileña.

Según la propia curadora, la mirada de esta selección y exposición, se apoya fundamentalmente en el concepto de “Modernidad”, relativo a las grandes metrópolis con fuertes relaciones internacionales, y en el de “Antropofagia”, entendido como modelo de apropiación y deglución caníbal de lo que viene de afuera del Brasil. Es una posible narrativa acerca de cómo gran parte del arte brasileño se movió entre lo orgánico de su paisaje y la línea recta, fría y anónima que simboliza a la modernidad internacional y al progreso racional, lo cual define enormemente al latinoamericano.

Dado el perfil latinoamericano de la colección MALBA, esta exposición en torno al arte brasilero logra fomentar el diálogo y las relaciones entre ambas colecciones, enriqueciendo de esta forma la mirada del arte latinoamericano como contexto regional.

Se trata de una mirada internacional, desde un país vecino, que comparte con Brasil herencias culturales, singularidades sociológicas, políticas y comerciales, pero que a la vez es completamente diferente en su geografía, su historia, sus pueblos y sus lenguas.

La exhibición que se presentó antes en el Museo Nacional de Arte de México (MUNAL), estará abierta a público hasta el 26 de febrero.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS