Arístides Gonzalez-Vigil: “El apoyo que hemos recibido de coleccionistas chilenos es impresionante”

viernes, 20 octubre 2017

A sus 23 años, el director de proyectos de PArC (perú arte contemporáneo), PINTA Miami y BAPhoto hace un positivo diagnóstico del posicionamiento del arte latinoamericano en el mundo y, particularmente, del momento que vive el arte en Chile.

Por: Catalina Plaza S. / Retrato: Melisa Jenik / Fotos: Gentileza Arte al Día

Su pasión por arte se fue dando con el tiempo, primero entró a estudiar Derecho en Lima y luego se fue a vivir a Buenos Aires, donde probó en Periodismo para finalmente terminar estudiando Historia del Arte. Hoy Arístides Gonzales-Vigil es director de proyectos de tres ferias tan importantes como PArC (Perú Arte Contemporáneo), PINTA Miami y BAPhoto, recorre más de 30 ferias de arte al año y vive entre Buenos Aires, Santiago y Lima. Un ritmo acelerado que sostiene con facilidad. “Estoy acostumbrado a estar siempre en movimiento. Claro que trabajar y explorar tres mercados distintos como lo son Miami, Lima y Buenos Aires requiere de mucha más concentración y dinamismo al momento de pensar qué queremos para cada feria y cómo lo articulamos. Es una experiencia muy adrenalínica, ayuda mucho tener 23 años”.

–¿Cómo llegaste a ser el director de proyectos de PArC, PINTA Miami y BAPhoto?

–Se dio muy de golpe, me inicié en Art Lima, feria que me permitió conocer no solo la escena latinoamericana, sino también muy de cerca la española. Conocí a mucha gente con la cual sigo teniendo vínculo y que se ha vuelto parte de mi familia. Se dio un fin de ciclo muy armónico y Diego Costa Peuser, director y fundador de las ferias, me ofreció unirme a su equipo para apoyar en un proyecto grandísimo que es la internacionalización del arte latinoamericano. Mi amor y enamoramiento por Santiago nació también a raíz de la feria. Empecé a venir cada seis semanas aproximadamente. Hice amigos muy rápido. Por otro lado, hay muchas galerías chilenas que invierten en el Perú.

–¿Qué te parece la escena del arte en Santiago?

–¡Me parece de lujo! Ha habido un crecimiento exponencial que, al menos desde afuera, es notable. La AGAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Chile) ha hecho un maravilloso trabajo en conjunto con ProChile para esbozar e implementar la marca sectorial de las artes visuales. Ha sido un esfuerzo grandísimo de parte de las galerías chilenas e instituciones para contribuir a la internacionalización del arte chileno en el mundo. Las muestras que se presentan son cada vez mas ambiciosas, los coleccionistas invierten mucho más en el arte, viajan más y hay excelentes iniciativas formativas como Antenna y ni qué decir de los proyectos editoriales.

–¿Trabajan en conjunto con ellos desde PArC, PINTA y BAPhoto?

–Totalmente. El apoyo que hemos recibido de coleccionistas chilenos es impresionante. Nos acompañan no solo en venir a la feria, son muy buenos consejeros y sé que puedo contar con ellos. Y el pilar definitivamente son las galerías y artistas que siguen invirtiendo en nosotros.

–¿Cuáles son tus planes próximos para PArC?

–Me sumo a un equipo que viene trabajando impecablemente a cargo de Diego por la internacionalización y el posicionamiento del arte latinoamericano en el mundo. Seguimos en esa línea, porque la idea es seguir creciendo como plataforma, ayudando a que artistas –por medio de sus galerías– ingresen a colecciones institucionales latinoamericanas, acercando también los vínculos entre curadores y artistas, y fomentando nuevos proyectos en general. Tenemos que pensar en una feria global.

–¿Una feria global?

–Y sí, ya no es vigente pensar en el “mercado peruano”, en el “mercado chileno” o en el “mercado argentino” como entes individuales. Las fronteras geográficas no existen más. Las ferias de arte, por ende, forman parte de un contexto global, que hay que saber llevar. No existe evento más internacional que una feria de arte. Claro testimonio de esto es el gran despliegue latinoamericano que se ha hecho en Los Ángeles o los desembarcos de nuestro arte en ARCO Madrid.

–¿Cuál es tu visión del arte latinoamericano en la actualidad? ¿En qué momento nos encontramos?

–Siempre digo que para mí, el arte latinoamericano es lo más exquisito que hay. Es un movimiento que está en constante reinvención. Tenemos grandes herencias que podemos remontar a las creaciones de nuestras repúblicas. El arte contemporáneo latinoamericano es una constante afirmación de nuestra identidad y eso es muy emocionante. En estos momentos, nos encontramos en un proceso de dar a conocer al mundo nuestra riqueza cultural. Es un proceso de internacionalización que se tiene que llevar a cabo con mucha responsabilidad. Las ferias de arte juegan un rol muy importante en esto por que es un encuentro internacional en un contexto local.

–¿Eres coleccionista?

–No me considero coleccionista, soy un amante del arte, vivo mi vida alrededor de él y, por ende, sí lo compro y lo consumo.

–¿Qué compras?

–Artistas de mi generación, por lo general. Fotografía y tengo algo de pintura también.

–¿A qué artistas admiras?

–A Luis Felipe Noé, por todo su aporte a la nueva pintura. Y a modo más amplio, a los artistas de mi generación que mantienen la retórica viva.

–¿Qué consejo le podrías dar a personas que quieren empezar a comprar arte?

–Que compren lo que les guste, sin más. Es importante tener en cuenta que uno va a convivir con esa obra.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS