Bambo

Miércoles, 24 Mayo 2017

Isidora Irarrázaval es la creadora de este precioso e ingenioso columpio que es disfrutado por grandes y chicos. Usando materiales reciclados, la artista visual logró crear un objeto de diseño versátil, entretenido y “green”.

Por: María José Mora D.

Hace menos de un año nació Bambo, marca que crea espectaculares columpios, llenos de diseño y color. La historia detrás de este producto se vincula directamente con la preocupación de la artista visual Isidora Irarrázaval respecto al reciclaje. “Con ese tema ya definido comencé a observar la ciudad, los lugares, a las personas, mis necesidades como familia, el cotidiano, la plaza y los juegos y los materiales botados en la calle por montones. Busqué algo elemental que no estuviera, algo básico, algo que ayudara al planeta y a las personas. Quería depositar mi creatividad y energía en algo útil y con sentido”, cuenta Irarrázaval. Fue así como, luego de estar junto a una amiga y sus hijos en un café, se dio cuenta de que no había lugar para disfrutar de un rico café conversado en el que los niños no se aburrieran. Luego de esa observación surgió la idea de crear algo que se pudiera poner dentro de un café y no tuviera grandes estructuras, que no ocupara mucho espacio, fuera lúdico y que usara materiales que pudieran ser reciclados. “De inmediato se me vino como un rayo a la mente el clásico columpio de neumático colgado en un árbol y luego, lo incómodo que era cuando querías sentarte. Así fue como empecé a crear soluciones y lo imaginé forrado y colgado de tres cuerdas, así partió la aventura”, asegura la creadora.

La idea fue diseñar columpios que pudieran ser usados dentro de una oficina, biblioteca, café, sala de espera, salita de estar, living, balcón, restaurante, etcétera. Finalmente la idea se concreto y así nació Bambo, el que usa como materiales principales neumáticos, cuerdas, huinchas y elásticos de calidad, todos hechos en Chile. Además, mosquetones, pernos de expansión y destorcedores de cadena certificados. Uno de los desafíos que tuvo Isidora fue encontrar huinchas que pudieran adaptarse bien a la intemperie, finalmente se decidió por bandas elásticas que ella misma diseña, pero que necesitan estar en espacios techados, ya que se destiñen con el sol. Por esa razón, siguió investigando materiales y hace un par de meses lanzó el columpio “Solar”, el que está hecho con cintas de nylon y poliéster, materiales que aguan- tan bien climas adversos. En su página web se encuentran nueve diseños diferentes y una paleta de colores donde el cliente elige su diseño y colores favoritos, así las personas pueden combinar el columpio con la ambientación de los espacios interiores.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS