Chateau d’eau, Bélgica TRANSFORMACIÓN TOTAL

miércoles, 10 septiembre 2014

Transformacióntotal3

UNA TORRE DE AGUA CONSTRUIDA EN 1938, ES HOY UNA MODERNA CASA DE SEIS PISOS QUE ALBERGA A UN MATRIMONIO Y DOS HIJAS. UN EJEMPLO DE QUE ES POSIBLE MANTENER EL PATRIMONIO Y, A LA VEZ, DARLE UN GIRO QUE LO REFRESCA Y VUELVE A LA VIDA.

Por: María José Mora D. / Fotos: Cortesía Bham Desing Studio.

Ocupada como refugio y cuartel en los primeros años de la década de los 40 por los nazis, esta torre se transformó en patrimonio histórico nacional de Bélgica, pero a pesar de eso quedó en desuso por varios años hasta que Patrick Mets, un fanático de las torres de agua, se encontró con esta joya y no dudó en adquirirla, ya que desde que tenía 15 años soñaba con vivir en una de ellas. Esa fue la parte fácil, luego vendría lo complejo… Si bien la torre estaba en buenas condiciones, había que recuperarla y, al mismo tiempo, dada su condición patrimonial, realizar cambios mínimos en su estructura. Fue por eso que Patrick llamó a Mauro Brigham, de Bham Design Studio en Bruselas, quien fue el arquitecto responsable de la renovación y el diseño interior: “Queríamos dejar el edificio original intacto, lo más importante para nosotros era respetar la escencia del lugar”, cuenta Mauro. Y eso hicieron. La torre mide 30 metros de alto y está dividida en seis pisos, los que son afirmados por ocho enormes columnas de concreto. Todo esto da como resultado 400 metros cuadrados de espacio interior, por lo que el arquitecto tenía mucho trabajo por delante, de hecho se demoran dos años en terminar por completo la renovación… y la espera valió la pena.

El primer desafío consistió en darle una función e identidad clara a cada piso.El cuarto piso  se destinó por completo al baño principal, el que posee una ducha de 4,5 metros de alto, la que está rodeada por muros de vidrio negro, lo que le da mucha privacidad. Además, destaca en el espacio la preciosa tina blanca, diseñada por Matteo Thun.

transformacióntotal1

Toda la propiedad está unificada por los pisos de madera de wengué, lo que logra una armonía en todos los espacios. Además, grandes ventanales rodean el edificio, haciéndolo luminoso y cálido.

transformaciontotal

Es así como el primer y segundo nivel son usados como el garaje, bodega y la entrada principal de la propiedad. En el tercer piso se encuentran las habitaciones de las dos hijas del matrimonio, las que comparten un baño. Este lugar está decorado con muebles en madera y colores brillantes, lo que lo transforma en un ambiente muy acogedor y privado. El cuarto piso, en tanto, se destinó por completo al baño principal, el que posee una ducha de 4,5 metros de alto, la que está rodeada por muros de vidrio negro, lo que le da mucha privacidad. Además, destaca en el espacio la preciosa tina blanca, diseñada por Matteo Thun, que está posada sobre una plataforma de madera, logrando que este baño parezca un verdadero spa. En el quinto piso se encuentra la habitación principal, que posee una forma circular. Esta tiene suelos de madera de wengué –árbol tropical que logra pisos muy resistentes– y un gran espejo que amplía el espacio y le da un look muy moderno a esta pieza, la que está conectada directamente con el último piso de la casa, a través de una preciosa escalera en espiral que nos lleva al living, cocina y comedor. Aquí se trató de jugar con las formas, fue por eso que se eligieron muebles lo más rectos posibles, para que hicieran contrapeso a la forma circular del lugar, logrando un equilibrio entre ambas. “En muchos casos quisimos jugar con el contraste, lo que se repite en la decisión de pintar todas las estructuras viejas en color gris oscuro, así se puede diferenciar lo viejo de lo nuevo y, al mismo tiempo, crear contraste entre lo opaco y lo brillante, ya que las paredes nuevas se pintaron en color blanco”, cuenta Mauro Brigham.

Por último y no menos espectacular, está la terraza. A ésta se accede desde la cocina por una preciosa plataforma de acero que pasa sobre ella. Es así como el techo de la propiedad se transformó en el lugar ideal para pasar los calurosos días de verano. Aquí el arquitecto decidió cubrir todo el piso en madera, manteniendo una unión con el resto de los espacios interiores de la propiedad. Además, instalaron una ducha al aire libre, la que es disfrutada por la familia en los días de calor. Este lugar, al igual que todo el edificio, posee increíbles visitas de los prados, campos de avena y el aeropuerto, en que está muy cerca. Y si bien es un privilegio ver a los aviones despegar y aterrizar, el ruido es bastante importante. Para evitarlo, se protegió toda la casa con un sistema de sonido que anula el ruido exterior, por lo que Chateau d’eau es un oasis de paz y tranquilidad y que, gracias a un trabajo de recuperación preciso, logró mantener su esencia en todo su esplendor.

transformacióntotal2

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS