DEPARTAMENTOS XS

jueves, 30 octubre 2014

Con buen ojo y creatividad, cualquier lugar, por pequeño que sea, puede transformarse en algo único. La mejor prueba de ello, son estos tres departamentos que en menos de 80 metros cuadrados, despliegan mucho estilo y buenas ideas.

Por: María José Mora D. / Producción: Amalia Valdés M. / Fotos: Bárbara San Martín S .

1

2

Full reciclaje
En pleno corazón de Providencia y enclavado en un edifico de los años 50 se encuentra este departamento proyectado por la firma de arquitectos Schapira-Esquenazi. Sus habitantes son una pareja de arquitecta y diseñador, pero fue ella quien llegó hace cuatro años a este lugar gracias a un dato. “Hay una historia muy divertida tras este departamento, ya que nunca ha logrado salir al mercado para ser arrendado. Todas las personas que hemos vivido acá lo hemos hecho por dato, por suerte me llegó a mí, ya que siempre soñé con vivir en este lugar”, explica la dueña actual. Los muebles que se aprecian en este espacio fueron regalados o comprados en ferias de las pulgas, lo que le da un carácter único. Finalmente, el gran tesoro de este lugar son los cuadros, ya que hay importantes nombres de artistas nacionales que cuelgan de las paredes. Hay obras de Amalia Valdés, Alejandra Prieto, Esperanza Rojo, Federico Aguirre y Carlos Avalo. Así, arte, muebles reciclados y aguayos se fusionan, dando un resultado altamente original.

3

EL LUGAR MÁS USADO DE L DEPARTAMENTO ES LA TERRAZA LA CUAL POSEE UN PISO DE MÁRMOL ORIGINAL. AL ABRIR LOS VENTANALES ESTA SE INCORPORA AL LIVING CREANDO UNA ATMOSFERA URBANA Y ELEGANTE.

4

5

Renovación total
Cristián Larraín, socio de la oficina MAPA_A Arquitectos junto a Matías Madsen –www.mapaa.cl– y la diseñadora Jacinta Rivera fueron los encargados de renovar por completo este departamento, el que hoy es su hogar. A ambos les sobra estilo y eso se nota a simple vista en su casa. “Elegimos este departamento por su ubicación dentro de la ciudad, entendiendo que consideramos que Providencia es una de las mejores comunas para vivir y que la zona del Vaticano chico, es una de las ubicaciones más emblemáticas dentro de la misma, debido a su escala de barrio, la altura de sus edificios, la presencia de áreas verdes, almacenes, restaurantes y jardines interiores”, asegura Cristián. El problema fue que, cuando encontraron el departamento, éste estaba en muy malas condiciones, nada funcionaba y parecía que una guerra se había librado en el lugar. Como este matrimonio tiene buen ojo, lograron ver más allá de la realidad e imaginarse el potencial del lugar, el que con una buena cuota de cambios podía quedar espectacular, tal cual se ve en las fotos. “Al empezar a trabajar, privilegiamos el concepto de amplitud en donde, básicamente, la jugada fue determinada por dos conceptos, un espacio común integrado y la luz”, explica el arquitecto.

6 7

 

En el primer concepto, lo relevante fue abrir los espacios y armar un gran lugar común que permitiera que la cocina, comedor, living y terraza interactuaran entre sí. “En el caso de la luz y como manera de reforzar el concepto de amplitud, nos dimos cuenta de que el departamento tenía la posibilidad de aprovechar la doble orientación, al tener vista hacia la calle –norte–y hacia el patio interior del edificio –sur–, lo que nos permitió ganar mucha luminosidad y así aumentar la sensación de amplitud”, agrega Larraín. Una vez que se armó el espacio, Jacinta ideó diversos rincones con muebles, cuadros y objetos de cada una de las familias, los cuales eran parte de su historia, y que mezclados con otros nuevos, complementados con las puertas y muebles, diseñados por Cristián y hechos en obra, dio como resultado que cada rincón sea particular. Una de las decisiones más osadas fue quitar toda la pared que dividía la cocina del living-comedor. Gracias a esto, el espacio ganó gran luminosidad. Además, como este matrimonio quería que la cocina se usará como comedor, decidieron sacar las cerámicas que habían y poner parqué en el piso de la cocina, así living y cocina-comedor se fusionaron en un solo gran ambiente.

8 9

Con toques pastel
Los dueños de este departamento, el artista español Jesús Montiagudo y el arquitecto José Francisco Doren, se enamoraron primero que nada del edificio donde hoy viven. Este está enclavado en medio de un barrio protegido. Gracias a esto, el edificio conserva toda la elegancia de los años 40. “Después de mucho buscar encontré este lugar, queríamos estar cerca del barrio Lastarria, pero no en su epicentro. Por eso, el sector de Santa Lucía nos venía muy bien, ya que es un lugar muy bien conectado que queda cerca de nuestros trabajos”, cuenta Jesús.

10 11

DETALLES Y MÁS DETALLES SON LOS QUE FINALMENTE SE ENCARGAN DE DARLE UN TOQUE MÁS LÚDICO A LOS ESPACIOS; ESO SÍ SIEMPRE MANTENIENDO UN CIERTO ORDEN Y PROCURANDO NO ATIBORRAR LOS ESPACIOS, YA QUE AQUÍ LA FLUIDEZ ES LA PREMISA.

12 13

El departamento de 40 metros cuadrados estaba en perfectas condiciones cuando llegaron, pero decidieron botar el muro que cerraba la cocina, ya que como estaba era casi imposible cocinar ahí. Si bien éste fue un pequeño cambio, transformó totalmente el semblante del lugar. Para darle más luz y continuidad a los espacios decidieron pintar todo de blanco y se decantaron por una decoración simple y pura, en donde destacan los tonos pastel en los marcos de las ventanas y en algunos adornos que están estratégicamente dispuestos para romper con el blanco. Si bien es un lugar muy pulcro, no por esto deja de ser cálido, ya que el piso de parqué original fue mantenido y sólo se pintó con una capa de linaza para darle un tono más oscuro. En el living destaca la lámpara de centro de The Rack, marca chilena que trabaja principalmente con fierro, y el cuadro que está detrás del sillón principal, de autoría de Jesús, quien está trabajando actualmente con el bordado y preparando una exposición en noviembre de una serie hecha con esta técnica. La cocina, por su parte, fue completamente hecha de nuevo, los muebles fueron mandados a hacer y se eligió una linda baldosa para darle una diferenciación con el resto de los espacios. A pocos pasos de ésta, se encuentra el único dormitorio del departamento. Este es bastante austero, todo en blanco y con algunos toques rosas dados por el marco de la ventana y por el cuadro de la bandera de Chile, hecho por Jesús. Finalmente todos estos detalles, hacen de este lugar un pequeño oasis de inspiración nórdica.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS