Desafío VIIO 2017

jueves, 18 enero 2018

Este proyecto nace del trabajo conjunto de vidrios Lirquén y Espacio Nacional de Diseño (E.N.D), los que se unieron para crear una línea de muebles donde el denominador común fue el vidrio, material que los cinco diseñadores convocados utilizaron para crear un mobiliario totalmente original.

Por: María José Mora D. / Retrato: Bárbara San Martín S.

Foto: Felipe Sepúlveda

Cuando en 2016 se inauguró el Espacio Nacional de Diseño –E.N.D.– en el GAM, vidrios Lirquén fue primordial. Ellos facilitaron todos los vidrios que se necesitaban para el interior, por lo que se generó un compromiso para desarrollar un proyecto conjunto.

“Tiempo más tarde nos pidieron dar conocer una nueva línea de vidrios con características distintas a lo que había en el mercado nacional y así nació Desafío ViiO”, explica Juan Pablo Fuentes, director creativo de este proyecto y fundador de E.N.D. El desarrollo de los nuevos productos estuvo a cargo de los diseñadores Emmanuel González, Ariel Huerta y Nueve Design Studio. Fue tal la pasión que Juan Pablo sintió por el proyecto, que al poco andar también decidió participar creando tres muebles. “Hice la estantería Cade, la mesa de centro Vele y la mesa lateral Ikala. Quise destacar la limpieza del material, tener una producción extremadamente simple y que los muebles pudieran mutar y jugar con el usuario. Me obsesioné con el tema de la transparencia e intenté que los muebles casi no se vean”, cuenta Fuentes.

El punto de partida para los diseñadores fue la absoluta libertad. Fuentes comenta que la idea era que primara lo simple, la producción nacional y que el vidrio fuera el protagonista. “No pusimos ninguna limitación creativa y logramos que en cada diseño se vea la mano de los invitados”, enfatiza el director creativo de E.N.D. El único requerimiento fue el uso de un vidrio especial llamado Optiwhite, que se caracteriza por su absoluta transparencia, ya que no tiene ese acabado verde que posee la mayoría de los vidrios y que, por lo tanto, es ideal para usarlo en mobiliario ya que da liviandad, es cero invasivo y entrega elegancia a los espacios. Emmanuel González creó una estantería llamada Chess, la que utiliza vidrio Optiwhite y madera de lenga. “Mi principal objetivo al diseñar en este proyecto fue combinar el vidrio con un material orgánico como la madera para generar un equilibrio visual en la temperatura del mueble. De esta manera, los materiales resaltan sus atributos y formato más común. El espacio, vacío y transparencia fueron los conceptos utilizados para generar un mueble liviano y cálido visualmente”, explica el diseñador.

Ariel Huerta, en tanto, diseñó el revistero ELE, hecho íntegramente con Optiwhite, y Nueve Design Studio, conformado por Karin Cáceres y Patricio Silva, presentó una estantería hecha con metal y vidrio. “Cuando uno imagina un mueble de gran volumen, como una estantería, siempre se piensa en materiales más tradicionales como la madera o el fierro. Al enfrentarnos a desarrollar un mueble de vidrio, nos situamos en una transición, que va de pasar de un material sólido con un color o textura, a una translucidez. A través de este diseño hicimos esa transición de lo visible a lo transparente, logrando que el volumen se desvanezca y solo aparezca cuando un objeto se pose sobre él”, explican los diseñadores.

Todos los muebles de la colección ViiO 2017 pueden encontrarse en Espacio E.N.D en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS