Diseño chileno: Silla X

miércoles, 30 mayo 2018

CRISTIÁN LUQUE ES EL CREADOR DE ESTA CÓMODA Y SIMPLE SILLA DE MADERA. GRACIAS AL USO DE LOS MEJORES MATERIALES, DESARROLLÓ UN OBJETO DE DISEÑO ATRACTIVO, PRÁCTICO, SIMPLE Y MUY FÁCIL DE ARMAR.

Por: María José Mora D.

Todo partió con la inspiración que este arquitecto de la Universidad Central y fundador del estudio de arquitectura Objetivo|Simple, encontró en la forma que se crea cuando una hoja se dobla, ese fue el punto de partida para crear la silla X. “Si bien la forma de una hoja cuando se dobla fue la base para crear este modelo, tomé otras referencias, como las curvas del ala de un avión. Pasé por varias etapas antes de llegar a la forma definitiva, incluso me inspiré en la forma del cuerpo humano de ‘El Modulor’ de Le Corbusier. Lo más interesante es que las personas ven otras formas en la silla que no son coincidentes a la idea inicial”, cuenta Cristián Luque.

Al momento de desarrollar esta idea fue primordial integrar al diseño los nuevos estándares de calidad, eficiencia y sustentabilidad. Es importante que el objeto pueda responder a estas necesidades con la ayuda de las nuevas tecnologías disponibles para la fabricación de los materiales. Por lo mismo, la idea de la silla X fue crear un elemento atractivo, casi decorativo, pero simple y fácil de armar. El asiento y el respaldo están fabricados con dos láminas de madera curva de 36 centímetros de ancho, las cuales se doblan previamente mediante la tecnología del pliegue de multi-láminas. Esta consiste en unir varias tiras de madera delgada –lo que facilita su curvatura bajo presión–, las que se pliegan con un pegamento especial y se sujetan firmemente a un molde que le da la forma definitiva, todo esto se estabiliza gracias a que las láminas se unen con dos pernos de acero. Esto facilita considerablemente el proceso de empaque, transporte y montaje final del producto. Es un diseño simple, donde la fuerza de sus líneas y la nobleza del material le entrega personalidad y elegancia, convirtiéndola en un elemento decorativo. Además, tiene varias opciones de acabado, dependiendo de la tonalidad de barniz aplicado. “La madera fue seleccionada por la nobleza y elegancia del material. Aunque es más difícil de fabricar que una silla de plástico; la veta, la textura, el aroma y el color que toma con el teñido no se logran alcanzar con un material sintético”, explica Luque.

La silla comenzó a fabricarse el 2016 y ha tenido muy buena aceptación, gracias a que se puede pedir en diversos tonos, y sobre todo, es muy utilizada en ambientes de alto tráfico por lo que su creador está pensando en crear una alternativa hecha en material sintético, para hacerla más resistente aún.

Dónde comprar: www.objetivosimple.com

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS