Diseño en cada metro cuadrado

miércoles, 7 junio 2017

Espacios fluidos y una arquitectura e interiorismo en el que no solo se pone énfasis en el mobiliario, sino en los recorridos, la iluminación, los revestimientos, además de las necesidades propias de cada empresa. Una oficina del siglo XXI es mucho más que un lugar simplemente para trabajar.

Con aire industrial
Arquitecto: Guillermo Acuña
Interiorismo; Carolina Del Piano

Hace 10 años que Ángel Carcavilla decidió comprar esta casa para transformarla en su oficina. “Siempre pasaba por esta calle y veía estas casas, me encantaban. Así que un día vi que estaba en venta y decidí comprarla. Era ideal porque por años viví muy cerca de mi trabajo”, cuenta Ángel. Cuando fue a firmar los papeles de la casa, se encontró con una grata sorpresa, la casa había sido remodelada nada más y nada menos que por el gran arquitecto Luciano Kulczewski, conocido por muchos como el “Gaudí chileno”. “La casa original era de tipo inglés, pero supongo que el dueño quiso hacerle cambios importantes y para eso llamo a Kulczewski, quien la remodeló completamente, dán- dole un carácter único. Me llama la atención que haya aceptado una remodelación, pero así sale en los papeles”, explica Carcavilla.

Para transformar la casa en un espacio apto para oficinas, Ángel llamó –hace ocho años– al arquitecto Guillermo Acuña. Él hizo un gran trabajo y aprovechó de darle dinamismo al lugar, poniendo puertas que se pueden levantar gracias a un sistema de poleas, lo que entrega un aire industrial al lugar y hasta el día de hoy lo mantiene totalmente moderno y atemporal. “Me gusta ese espíritu industrial que tiene la casa, de hecho decidí no pintar la fachada, porque me gusta que tenga un aire sucio, como de casa okupa abandonada”, reflexiona Carcavilla. Obviamente tras ocho años sin cambios, la casa necesitaba un pequeño refresh para mantenerla en óptimas condiciones, por eso hace un par de meses Ángel, con la ayuda de su mujer Alejandra Neumann, decidió hacer pequeños cambios, los que se concentraron en cambiar el piso de madera y reemplazarlo por uno de cerámica opaca en un color blanco invierno. Aparte de eso pintaron y en algunos puntos clave pusieron papeles murales de la reconocida diseñadora colombiana Catalina Estrada. En esta oficina de 263 metros cuadrados trabajan 20 personas, las que se ubican en mesones compartidos. En el primer piso se ubica el equipo de cuentas y, en el piso superior, el equipo creativo. Este está unido, a través de un puente, con la oficina de Carcavilla, director general creativo y fundador de la agencia. En los mesones comunes des- tacan las preciosas lámparas ajustables que salen de los techos, estás fueron diseñadas y mandadas a hacer por Carolina Delpiano y entregan un aire antiguo a este espacio que combina lo industrial con lo vintage.

A la medida
Elton Léniz

La empresa dedicada al diseño de ropa para el retail, en la que trabajan alrededor de nueve perso- nas, necesitaba instalaciones a la medida para su sistema de trabajo.

Mauricio Léniz, a cargo del proyecto junto a Mirene Elton, comenta que dentro de las necesidades estaban la incorporación de espacios de exhibición de productos (showroom), otros para el almacena- je de telas e insumo, además de salas de reunión y mesas de trabajo con altura para trabajar parados o sentados. “El espacio requería de una gran superficie abierta y continua con espacios cerrados solo para una sala de reunión y dos espacios de exhibición que pueden ser transformados en uno, además de servicios para baños y cocina”, explica el arquitecto.
Por el tipo de dinámica de Wembley, el trabajo se realiza con mucha colaboración, por lo que las mesas de diseño pueden ser individuales y a veces comunitarias. No existen puestos de trabajo cerrados, aunque sí personalizados según las funciones que se desempeñan y todos los espacios son potenciales lugares de encuentro con distinto carácter para que el trabajo creativo fluya en los distintos momentos del proceso.

Para apoyar la fluidez del espacio, elton_leniz optó por tener una superficie homogénea y continua en el piso. Se eligió un piso vinílico de alta resistencia que evoca un piso de madera y que aminora la reverberación y el eco. Se dejaron las instalaciones a la vista homogeneizadas por el uso del color negro, lo que permitió ganar altura y destinar recursos a temas más relevantes como los muebles (Vitra línea Ad Hoc.). El proyecto de iluminación fue concebido por Katerina Jofré con equipos de Interdesign y además incluye el uso de lámparas colgantes de Vitra sobre los puestos fijos de trabajo, las que aportan luz cálida y una identidad más doméstica. También se incorporan líneas de luz que recorren todo el largo de la circulación y luces de alta reproducción cromática para los espacios de exhibición.

Modernidad y elegancia
Catalina Olivares

El encargo para la oficina de abogados Arteaga-Gorziglia y Cía., que se encuentra en pleno barrio El Golf, fue bastante claro. Los socios del estudio le pidieron a la diseñadora de ambientes, Catalina Olivares que lograra crear un espacio donde las palabras claves fueran modernidad y elegancia. Si bien no era nada muy complicado, tenía poco tiempo para hacerlo. “Finalmente me demoré dos meses en tener todo listo, prioricé los tonos tierra, los que conversan muy bien con el color gris, el que es el hilo conductor de la oficina y está presente en la recepción y todos los espacios de circulación. Es así como la calidez fue dada por pequeños toques de color, entregados por cuadros y al- fombras principalmente”, explica Catalina.

Uno de los desafíos más grandes fue transformar un mueble de grandes dimensiones, ya que era muy pesado, tenía muchos nichos pequeños y miles de puertas, lo que lo hacía muy denso. Para remodelarlo, Catalina optó por abrir tres nichos grandes, donde puso tres esculturas de la tienda de Enrique Concha, las que dan un toque dramático y espectacular al pasillo. Lo que se ve aumentado por el toque de color que le entrega la gran alfombra en tonos cálidos de la tienda de Ignacio Larraín. En la parte inferior del mueble dejó espacios cerrados para que las personas pudieran guardar documentos o lo que fuera necesario. “Me enfoqué en sacar el mayor partido a los espacios y hacerlos más acogedores de una manera sobria y que reflejara el espíritu de la oficina. Para eso elegí un sofá de cuero de la tienda de Patricia Vargas para poner en la sala de espera, a esto le agregué una mesa moderna de vidrio de Enrique Con- cha y una escultura de la artista Concepción Balmes. Por último, otro elemento importante es la artista Beatrice Di Girolamo, la que ilumina una de las salas de reuniones”, finaliza la diseñadora de ambientes.

Comodidad y funcionalidad
Isabel Ruiz y María Teresa Wiegand

Amplitud era uno de los requerimientos básicos que el dueño de I Global Invest, Asesorías Patrimoniales buscaba, su anterior espacio le estaba que- dando pequeño y necesitaba urgente un “living- sala de reuniones” para poder hacerla más cómoda e informal, sin perder la funcionalidad y elegancia. Fue así como, cuando encontró el nuevo espacio, llamó a la arquitecta Isabel Ruiz y a María Teresa Wiegand para que lo ayudaran a armar esta nueva oficina. “En términos de interiorismo, el proyecto fue bastante interesante porque se buscó atemporalidad y mezcla de estilos. Se le dio mucha importancia a la comodidad y funcionalidad de los muebles al momento de elegirlos. Por ejemplo, las dos sillas frente al escritorio de Bo Concept giran 360 grados, así se evita moverlas, siendo muy versátiles”, asegura María Teresa.

Para darle calidez, se compró un sillón de cuero café que enfrenta a la mesa de Bravo! en mármol negro, material que entrega elegancia y solemnidad. Gracias a estos detalles se logró un espacio acota- do, funcional y cómodo, que se puede usar como oficina, sala de reuniones y living.

Espacios continuos
Elton Léniz

El encargo de este family office surge de la necesidad de tener su propio lugar. El principal requisito fue tener un espacio completamente en planta libre de 280 m2. que tuviera una atmósfera muy personalizada, que se sintiera como una extensión de su casa. Un lugar con identidad propia para las 8 personas que ahí trabajarían. “A diferencia de la mayoría de las oficinas, acá la superficie tiene bastante holgura en relación a los que trabajan. El espacio es completamente continuo, por lo que no existen puertas que cierren recintos como la sala de reuniones o la cocina. Esta decisión favorece la constante comunicación y encuentro, pero presenta un desafío en relación a la aislación acústica”, explica el arquitecto Mauricio Léniz, quien acota que para poder aislar acústicamente los lugares de reunión se diseñaron dos muros pantallas revestidos en madera que a la manera de un biombo generan privacidad e independencia. Para apoyar este efecto en los lugares de trabajo, se instaló alfombra y en los espacios de circulación, madera. “En relación a la continuidad del espacio, la disposición del mobiliario (Vitra, línea Level) y su altura permiten que la luz natural alcance todos los lugares de la planta. Las instalaciones de clima, incendio y electricidad que recorren el cielo no fueron cubiertas con cielos falsos y quedaron a la vista, pero pintadas de color negro. Esto permitió aumentar la sensación de altura y eliminar los problemas del registro permanente de las instalaciones”, agrega la arquitecta Mirene Elton. La iluminación diseñada por Katerina Jofré con equipos de Interdesign se proyectó de manera funcional y gráfica de manera que permitiera generar un ambiente amable y que al mismo tiempo acentuara las características del espacio.

Sello único
FS Arquitectos
Interiorismo: Isabel Ruiz y Rosario Illanes

Este proyecto nace el año 2015 con la idea de crear un lugar de trabajo novedoso, pero a la vez formal y funcional. FS Arquitectos (Andrés Fontaine, Cedric Schoepke y Pablo Fernández) recibió el encargo de proyectar el layout de la oficina de Biwiser. La idea del mandante era que en los 270 metros cuadrados existiese una estrecha relación entre los objetos, las terminaciones y la espacialidad.

Biwiser desarrolla negocios mediante tecnologías de última generación, por lo que era importante mostrar ese sello innovador, pero cálido en la esté- tica de la oficina.

“Los principales requerimientos de los mandantes eran que se necesitaban espacios abiertos con diferentes funcionalidades, tales como escritorios de trabajos individuales, áreas de trabajo en equipo, lugares de reunión informal y finalmente oficinas cerradas a través de vidrios para los gerentes. Ellos querían que el lugar tuviera un sello único, y que a la vez fuese un agrado trabajar ahí. Es decir, querían un lugar relajado para pensar, pero con las comodidades y formalidades de una oficina convencional”, cuenta la arquitecta Rosario Illanes, una de las encargadas del interiorismo.

El mayor desafío a la hora de concretar el proyecto fue integrar el núcleo de servicios, que se encuentra en el centro del espacio, de tal manera que no solo fuese un aporte funcional para este, sino que además, le diese un carácter especial al lugar. Para esto las arquitectas Isabel Ruiz y Rosario Illanes trataron ese lugar como un cubo escultórico revestido en madera e iluminado con el fin de que se viera despegado del suelo y el cielo. Además, se generó un programa para cada extremo del cubo: la cara que da al acceso se transformó en una kitchenette abierta que sirve para las reuniones informales, mientras que el extremo –que da hacia la zona de trabajo grupal–, se transformó en un gran pizarrón y soporte para una televisión donde se proyectan presentaciones.

Por último, los toques de diseño están dados por la mezcla de objetos modernos con otros más rústicos. Aquí la mayoría del mobiliario fue diseñado por las arquitectas especialmente para esta oficina. “Se enfatizaron las líneas rectas y modernas para las zonas de trabajo y se le dio más calidez a las áreas de trabajo en grupo y espacios de distensión. Esto, a través de mesas de tronco de madera, sillas coloridas y plantas”, agrega Illanes.

Usos múltiples
Contract workplaces

La empresa VF Corp está dedicada a la comercialización de firmas de vestuario, que se encuentran fuertemente marcadas por un estilo de vida, en un paisaje urbano y natural. Entre estas se cuentan Vans, Timberland, The North Face, Lee, Reef, Nautica y Wrangler. VF Corp buscó una oficina de arquitectura que pudiera plasmar el espíritu de cada marca. Fue en ese momento que entró a escena Contract Workplaces. “El encargo fue aprovechar los 1.200 metros cuadrados para crear una oficina innovadora en espacios de trabajo, que reflejara su espíritu jo- ven y colaborativo”, explica el equipo de Contract.

La propuesta conceptual consistió en proyectar un estilo de vida y de trabajo que lograra que sus colaboradores se identifiquen con sus nuevas oficinas y estas se trasformen en un soporte para consolidar su cultura. Para eso, Contract diseñó el espacio como un paisaje total, donde todos sus colaboradores puedan desarrollar libremente las diversas actividades que realizan durante su trabajo. “La propuesta espacial usó la estrategia de ‘pabellón’, donde los espacios cerrados se incorporaron como subespacios por medio de elementos escultóricos que configuran estratégicamente el lugar, diferenciando las áreas públicas-privadas e individuales-colectivas”, asegura el equipo de arquitectos.

Los volúmenes cerrados fueron usados para la incorporación de todo el programa que necesitaba mayor privacidad, como privados de di- rectores, salas de reuniones y showrooms. Es importante destacar que cada uno de estos espacios fue pensado para tener múltiples usos. “Uno de los desafíos adicionales que presentó este proyecto fue el hacer convivir en un mismo lugar espacios de trabajo y de branding. Para resolverlo se incorporó el concepto de “plaza” de cada una de las marcas. Aparte, se aprovecharon las condiciones urbanas de comunicación del edificio y se incorporó una circulación perimetral a la fachada oriente apoyada por un gran mural o letrero urbano que desde este 6° piso proyecta sus marcas al espacio público”, enfatizan los arquitectos.

Finalmente, los espacios de trabajos individuales se ubicaron en torno a las mejores vistas y condiciones de iluminación natural en puestos tipo bench que promueven el trabajo colaborativo.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS