Ensalada Thai para espabilar

sábado, 19 noviembre 2016

Noviembre se instala impetuoso, como un orgulloso embajador del verano: aparecen los primeros recuadros de esa larga secuencia del calor que no termina y en la que cuesta hilar pensamientos por más allá de un minuto.

Para espabilar las neuronas hay que pensar en frescores de todo tipo, y cuando pensamos en frescores pensamos en jengibre, limón y verduras acuosas… Mejor ser práctico y reunir todo eso en una buena ensalada con aires thailandeses: Zoodles de zapallo italiano, brotes de arveja, berenjenas y tomates asados con jengibre, maní y un suave aliño de curry y leche de coco.

Ingredientes

4 personas – 45 minutos

  • 2 zapallos italianos grandes
  •  4 tomares de racimo
  •  1 berenjena grande
  •  1 cebolla morada
  •  4 puñados de brotes de arveja
  •  4 puñados de maní sin sal
  •  1 pulgar de jengibre fresco
  •  1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de salsa de pescado thailandesa
  •  3-4 limones sutil
  •  1/2 cucharadita de curry en polvo
  •  2 cucharadas de vinagre de arroz
  •  1/2 taza de leche de coco
  •  Ciboulette oriental o normal

Preparación

Prende el horno y déjalo calentar a temperatura alta (250º C)

Corta la berenjena en rodajas gruesas y luego estas en cuartos. Déjalas remjar por 10 minutos en un bowl con agua fría y abundante sal, con un peso encima de modo que todos los trozos queden sumergidos.

Corta los tomates en mitades y la cebolla morada en cuartos. Ponlos en un bowl grande. Pela el jengibre, raspando la piel con una cuchara chica y luego pícalo bien fino. Agrega 3/4 de jengibre al bowl y reserva el resto.

Cumplido el tiempo de la berenjena, bota el agua y seca los pedazos con un paño limpio. Déjalos en el bowl con el tomate y la cebolla.

Agrega un buen chorro de aceite de oliva, el aceite de sésamo, la salsa de pescado, varias pizcas de sal de mar y pimienta fresca.

Con una cuchara de palo, incorpora todo suavemente, hasta que las verduras queden embetunadas del adobo por todos lados. Transfiere todo a una fuente para horno, repartiendo encima de las verduras el aceite que quede en el bowl.

Sobre una tabla pica la mitad del maní. Espárcelo sobre las verduras y el fondo de la fuente, y hornea por 25 a 30 minutos.

Por mientras lava bien los zapallos italianos y sécalos con un paño. Con un pelador de papas pela la cáscara 1 vez a lo largo y deshazte de esa tira. Repite el movimiento, esta vez pelando una gran parte de “carne” y un poco de cáscara.

Repite de nuevo, esta vez girando un poco el zapallo, para nuevamente pelar una tira ancha que tenga más parte blanca y un poco de cáscara. Continúa haciéndolo hasta llegar al corazón con semillas y para ahí. Bota el corazón (o congélalo como base para una crema de verduras).

Haz lo mismo con el otro zapallo italiano y traspasa todos los zoodles al mismo bowl donde adobaste las verduras. Echa un chorrito de aceite de oliva, el jugo de 1 limón y unas pizcas de sal. Incorpora bien y deja reposar.

Para hacer el aliño, junta en el recipiente de la mini-pimer el resto del jengibre, el jugo de los otros 2 limones, 2 cucharadas de aceite de oliva, el vinagre de arroz, la leche de coco, el curry el polvo y el resto del maní. Procesa hasta dejar una mezcla suave y homogénea.

Cumplido el tiempo de las verduras en el horno, retira la fuente y pon las verduras sobre un plato para que se enfríen. Traspasa los tomates con cuidado de no romperlos.

Una vez que se hayan enfriado, arma los platos o una gran fuente: combina los brotes de arveja con los zoodles y luego reparte encima las verduras asadas. Por último, esparce encima los restos de maní dorado que quedaron en la fuente de horno y el ciboulette picado. Reparte el aliño una vez todos sentados en la mesa.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS