ILUSTRES: KOONS JEFF

viernes, 16 enero 2015

1 portada k

Es uno de los autores vivos más cotizados y también más polémicos. Actualmente está abierta una retrospectiva de sus trabajos en el Centro Pompidou de París, donde ha batido records de visitas.

21 de enero de 1955

 

Por: Bernardita Barros B. 

Koons nació en 1955 en York, Pennsylvania, hijo de un decorador de interiores y de una dueña de casa. A los siete años tomó sus primeras clases de dibujo y realizó su primera exposición en la tienda de su padre. En 1972 ingresó a estudiar arte y diseño al Maryland Institute College of Art, Baltimore. Tres años después, se trasladó a Chicago, donde continuó estudiando en The School of the Art Institute. En 1976 se mudó a Nueva York y el ’79 creó su primera obra, la serie “Inflatables”, que mostraba objetos de vinilo colocados entre espejos. Desde ese entonces, el artista se consideró un transgresor por su gusto por lo kitsch y la utilización de objetos y motivos cotidianos en sus piezas. A esto se suma que, al igual que Andy Warhol con su estudio The Factory, Koons abrió un taller con un personal de 30 ayudantes. Asimismo, tuvo una breve incursión en Wall Street como corredor de bolsa. En los años siguientes realizó varias series, entre las que destaca “Statuary”, y “Banality”, a la que corresponde la conocida escultura “Michael Jackson and Bubbles “(1988).
A fines de los ’80 conoció a la actriz porno italiana Illona Staler, Cicciolina, con quien se casó en el 91 y tuvo a su hijo Ludwig. Tras la separación quedó un legado: “Made in Heaven”, una serie de esculturas de cristal, figuras de plástico, óleos, litografías y fotografías que representan a los dos amantes en todo tipo de posturas amorosas, sin evitar un evidente carácter pornográfico. Después vino “Puppy”, una representación de un perro gigante de más de 12 metros de alto cubierto de flores que actualmente preside la entrada al Museo Guggenheim Bilbao. A partir de “Puppy”, las obras de Koons tienden al monumentalismo: “Balloon Dog”, “Hanging Heart” o “Balloon Flower”,¿ entre otras, son esculturas gigantes de acero inoxidable. El cambio de siglo marcó a Koons. En sus series “Easyfun”, “Easyfun-Ethernal”, “Popeye” y “Hulk Elvis” combinó pintura, escultura y elementos cotidianos. Las obras despertaron el recelo de muchos aficionados, ya que se vendieron a precios estratosféricos. De hecho en noviembre de 2007 se convirtió en el artista vivo más caro: “Hanging Heart” se vendió por 15 millones de euros y un mes más tarde, “Balloon Flower” (Magenta) alcanzó los 16,3 millones de euros, cifra récord en el artista. Actualmente, se ofrece una retrospectiva en el Centro Pompidou de París, la primera de este calibre que se lleva a cabo en Europa y con récords de público. Todo apunta a que superará a la que el año pasado este centro de arte dedicó al español Salvador Dalí, la más visitada de su historia con 840 mil espectadores.

k

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS