La artista de las flores

miércoles, 27 noviembre 2013

—Es la pionera en el mercado de las flores y arbustos ornamentales en Chile. Además de innovar con una exitosa alianza con pequeños propietarios de Quillota, ha hecho de su empresa una máquina en constante renovación.—

Por Marianne Carey | Fotos Bárbara San Martín

_MG_7902

La historia de Isabel Margarita Risopatrón como paisajista emprendedora y visionaria comenzó con el exitoso Vivero Las Bandurrias hace 12 años. Hoy es una marca registrada en la introducción de nuevas especies de plantas ornamentales en el mercado. Su vivero de Pirque es un verdadero paraíso para los amantes de las flores. Aquí, además de tener su casa, su winter garden, el criadero de caballos de su marido, Sebastián Santa Cruz, y los caballos de polo de su hijo, es donde trabaja con sus tres hijas. El azar y su gran capacidad de visión y emprendimiento la llevaron a idear una alianza con pequeños propietarios de Quillota, para el cultivo de sus especies. “Adelantada a su tiempo”, encontró una nueva opción para comercializar las flores y arbustos ornamentales producidos en su jardín, en los supermercados Homecenter.

Cuando el negocio creció, Isabel Margarita necesitaba ayuda. Le pidió a su hija María Paz Ojeda, quien estudió historia, que se fuera a trabajar con ella. Hoy es su brazo derecho en las finanzas de la empresa. Luego la segunda de sus hijas, Paula, quien estudió comunicación audiovisual, decidió hacer un posgrado en paisajismo porque también quería trabajar en el vivero. Además de hacer las relaciones públicas de los viveros, Paula desarrolla los proyectos para las empresas constructoras, diseñando espacios públicos y colocando los muebles exteriores, también hechos por ellas mismas.

_MG_8043 _MG_8021

“Es una nueva línea de muebles de terraza y objetos para el jardín que diseña mi hija menor, Jacinta González, que es arquitecto. Ella también diseña los objetos como maceteros textiles y colchonetas hechas con materiales nobles, como plumas de ganso y linos que se doblan fácilmente para darles diferentes usos. También es la responsable de comenzar con los muros vegetales, una novedad en el mercado. Para eso, diseñó y desarrolló unas estructuras metálicas para forrar los edificios, casas particulares e interiores de tiendas, como soporte para los muros vegetales”, comenta Isabel Margarita.

Así, de a poco, cada una de ellas se fue integrando al negocio, que se ha transformado en una verdadera empresa familiar. “Ellas crecieron viéndome en esto y por eso, sin jamás haberlo planeado, terminamos todas trabajando juntas”, afirma orgullosa.

Su agenda de vida está repleta de viajes, pero vive en Santiago en una gran casa moderna donde se aprecia una magnífica colección de arte contemporáneo. Reparte su tiempo entre los innumerables viajes que realiza junto a su marido a Europa para nutrirse de ideas, las visitas a la casa que tienen en el Lago Ranco o la de Zapallar. Como es predecible, todos son lugares preciosos con jardines mantenidos a la perfección, espacios funcionales para poder recibir a su familia –los cinco hijos y diez nietos que juntan con su marido– y para acoger amigos.

Las-Bandurrias-(1-of-3) Peonias

“Hacerse” grande

¿Cómo fue el comienzo de tu historia como empresaria?

Comencé a hacer esto porque tenía ganas de trabajar. Yo pasé mucho tiempo de chica en el campo en el fundo de mis abuelos y siempre tuve una relación muy especial con la naturaleza. De casada entré a estudiar paisajismo al Incacea, en un tiempo en que nadie estudiaba paisajismo. Luego cuando tuve más niños y no pude seguir estudiando, empecé a cultivar distintas plantas de jardín en mi casa de Pirque. Comencé como un hobby y terminé haciéndolo en serio. El problema era cómo comercializar las plantas desde Pirque y cómo iría la gente a comprar a allá.

¿Cómo lograste entrar a megatiendas como el Homecenter, mercado tan inusual en ese momento en Chile?

Yo producía humus y se me ocurrió ofrecerlo al Homecenter en una época en que no se vendía nada de jardín en esas tiendas. Luego me pidieron asesoría en jardinería cuando se formó esa nueva sección en la tienda. El próximo paso fue que me pidieron que los surtiera de plantas ornamentales y he seguido abasteciéndolos en forma masiva hasta el día de hoy.

Ahora que cada una de tus hijas se ubicó en diferentes áreas de la empresa, ¿cuál es tu rol?

Participo en todos los proyectos y siempre estoy en busca de nuevas especies de plantas ornamentales para introducir en el mercado. Busco cosas distintas que encuentro en mis viajes a ferias, principalmente en Londres y Estados Unidos. En los jardines no hay que ser estática, hay que estar renovándose constantemente. Creo que ése es mi principal aporte.

_MG_7985

¿Qué novedades tienes ahora en el vivero?

Me tienen vuelta loca las orquídeas de Costa Rica y de China. Las peonías amarillas y otras de color coral con naranja. También estamos haciendo unas buganvilias de variedades distintas en forma de bolas redondas.

¿Cuál es la receta del éxito de tu empresa?

Lo primero para que te vaya bien es que tienes que hacer algo que te fascine y te apasione. Las niñitas crecieron viéndome en esto y por eso, sin jamás haberlo planeado así, terminamos todas trabajando juntas. Ellas también tienen sus raíces en el campo, ya que de niñas pasamos mucho tiempo en el sur y, por supuesto, en nuestra casa de Pirque que está inserta en un ambiente de campo también. Probablemente si ellas no se hubieran interesado yo habría dejado de trabajar. Ha sido una suerte y un privilegio poder trabajar con mis hijas. Mi yerno, Paul Fontaine, también ha sido de gran ayuda para profesionalizar esta empresa.

Agave2 Espino0

Compromiso con los agricultores

No cabe duda que explorar, importar y desarrollar nuevas especies y comercializarlas en los supermercados ha sido un emprendimiento genial e innovador de Isabel Margarita. Su empresa hoy día cuenta con aproximadamente 50 empleados en total y tienen todas las variedades de plantas ornamentales en sus viveros. Constituye un gran aporte la manera en que ha logrado desarrollar la producción al formar alianzas con los pequeños y medianos agricultores de la zona de Quillota.

¿Por qué en esa zona específica?

Porque tiene la mayor concentración de productores de la Quinta Región. Para el cultivo de las nuevas especies se buscan las mejores condiciones climáticas naturales para cada planta.

¿En qué consiste y cómo funciona esta alianza con los pequeños y medianos agricultores?

Nuestra empresa obtiene préstamos CORFO para capacitar a los pequeños y medianos agricultores en la zona de Quillota. Una vez que desarrollamos las especies nuevas, cada uno de ellos se especializa en sólo tres variedades, lo que les permite que la producción llegue a ser de excelente calidad y ese producto pueda competir en cualquier parte del mundo. Para esto nosotros seguimos con visitas semanales para continuar asesorándolos. Es un compromiso de trabajo en conjunto con el que hemos llegado a tener relaciones comerciales muy positivas.

Las-Bandurrias-(2-of-3)

¿Cuánto terreno necesitan ustedes para el cultivo de todas las plantas que venden?

Tenemos diez hectáreas en Pirque y la misma cantidad en Quillota, donde tengo el departamento técnico a cargo de la ingeniero agrónomo Alejandra Lobo. No necesitamos más porque para el desarrollo de nuevas especies no se necesita mucho terreno y luego trabajamos con los pequeños y medianos propietarios de Quillota.

¿Cómo es el proceso para el desarrollo de las nuevas especies?

Implementamos la importación de las especies ornamentales. Exploramos nuevas variedades y formatos que se estén incorporando al mercado nacional. Una vez realizada esa tarea, las traemos a Pirque y desarrollamos su cultivo y crecimiento, para que se adapte a las condiciones climáticas nacionales. Una vez consolidada las nuevas especies, se hace la transferencia de capacitación a los pequeños y medianos agricultores de Quillota para que puedan realizar las producciones masivas.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS