La otra geographia

miércoles, 23 abril 2014

desEste 22 de abril se inaugura –en la Galería XS– la primera muestra individual de esta artista, que explora, a través de diversos materiales, los límites entre lo orgánico y lo geométrico.

Por: Catalina Plaza S. / Retrato: Matías Bonizzoni S.

Obras en papel, madera y porcelana se disponen en el taller de esta artista autodidacta que expone por primera vez individualmente a partir del 22 de este mes en Galería XS. Los trabajos dan cuenta de una búsqueda, tanto formal como material, y de un acercamiento a un tema que cruza las obras: la geografía.

“Geographia está a mitad de camino entre lo urbano y lo vegetal o, en último término, entre lo construido y lo –espontáneamente– creado: polígonos que parecen auto reproducirse en los cuadros, con vetas que asemejan algas; suerte de reflejos o rayos que emergen entre cortezas en los collages; metales incrustados en las ‘ramas’ de los papeles artesanales; miniaturas de edificios con apariencia de coral en las esculturas”, escribe respecto de los trabajos de Magdalena el artista Gerardo Pulido. Para la expositora, en tanto, el título de la muestra hace alusión al origen de su obra. “Elegí la palabra geographia porque el significado en su raíz griega quiere decir descripción gráfica y dibujo de la tierra. Siento que esta definición es muy cercana a la manera en que enfrento mi trabajo; primero es la elección del material, generalmente de origen natural, y luego está la observación de éstos. Traslado las medidas del formato a una retícula que se establece a través de pliegues, en el caso del papel, o de pequeñas incisiones, en el caso de la madera. Después intento describir lo que veo en alguna veta o mancha y me pongo a pintar. Finalmente siento que es el material el que tiene la primera palabra, yo sólo intento establecer de manera visible un cierto lenguaje que surge de éste”, explica la artista que comenzó trabajando con cerámica y experimentando con esmaltes en su taller. “Hice tazas, platos, investigué formulación de esmaltes, hice clases, pero con el tiempo sentí la necesidad de empezar de nuevo”, agrega Magdalena. Fue así como entró a Bloc, taller dedicado a la producción, formación y difusión de las artes visuales, y posteriormente a un par de tutorías con Gerardo Pulido. “El me propuso trabajar bidimensionalmente, dejar descansar la porcelana, que era el material que había estado utilizando el último tiempo. Lo primero fue redescubrir unos rollos de papel amate que tenía guardados desde el año 97, la belleza de este material para mí fue un despertar, mi atención se centró no sólo en las marcas propias de su factura manual y origen artesanal, también en otro tipo de marcas que otorga el paso del tiempo, cada una de estas huellas siguen siendo parte importante en mi trabajo. El colorido presente en el papel ronda la gama de los blancos y posee matices más bien cálidos, propios de las fibras vegetales con las cuales se le ha dado origen. Dibujé la mancha desplazando suavemente mis dedos por su contorno y la visualicé contenida en la geometría del formato, luego vino la necesidad de pintar y elegí, en ese momento, matices provenientes del reino mineral, de los metales tradicionales que fueron utilizados de manera transversal a lo largo de la historia por las diferentes culturas, como el oro, la plata o el cobre, después vendrían otros colores. Me empezó a interesar mucho la relación que se establecía entre estos opuestos, cómo la oportunidad del encuentro podía ser un choque o un relacionarse de forma armoniosa, como el encuentro que se produce naturalmente en los lindes ecológicos. Estos bordes activos, se comportan como lugares resistentes a la mezcla indiscriminada, pero son, al mismo tiempo, permeables a la diferencia, capaces de establecer lazos de interacción y comunicación, respetando cada uno su propia esencia”, afirma Magdalena.
DSC_5897

–Ese encuentro entre lo orgánico y lo geométrico se repite en el trabajo que expondrás ahora en “Geographia”.

–Sí, paralelamente al trabajo en papel, siempre estoy atenta a nuevos materiales, fue así como llegué a la chapa de madera. Después de llevar un buen tiempo pintando con dorado o plateado, sentí la necesidad de relacionarme con el color mediante la pintura; descubrí una sensación de fluir, una libertad que me hace disfrutar mucho de mi trabajo y que poco a poco se fue tomando gran parte de lo que muestro ahora en XS.

DSC_5732DSC_5701

–El tramado de la madera tiene que ver entonces con los pliegues que previamente habías usado en el papel.

–Sí. En los papeles no ocupo regla, los pliegues responden al formato: son la mitad, la mitad de la mitad, la diagonal, etcétera. Me interesa la relación que se establece con el cuerpo. La experiencia de este gesto es para mí la oportunidad de mejorar algo en cada paso. Claramente es una acción que no está exenta de errores, pero ahí reside la compensación emocional, pues el goce está detrás de cada acción aprendida, detrás de un cierto orden acompasado, de una sucesión rítmica de movimientos. El ritmo, lo hemos visto antes que nada, expresado como pulsación en las contracciones del corazón, denotando su esencia primordial. Me gusta pensar que esta experiencia en mí, se va trasladando a la mano y al ojo para transformarse, así, en un aprendizaje corporal.

DSC_5660DSC_5761-2

–¿Cómo es tu proceso creativo?

–Me detengo, observo la placa de terciado, me doy un tiempo para relacionarme con las vetas de la madera y luego visualizo en mi mente cuáles son los encuentros que me parecen más interesantes, para después hacer la retícula. Cuando ya tengo el trazado geométrico y elegidas las manchas me conecto con el color y me pongo a pintar.

–¿Qué buscas transmitir con esta exposición?

–La verdad es que no he pensado en qué busco transmitir, este último tiempo previo a la exposición he estado conectada con vivir el proceso de forma ordenada, organizando mis tiempos y relacionándome de manera muy intuitiva con mi trabajo. Disfruto mucho al descubrir en una obra terminada ciertas ideas o vivencias reflejadas quizás desde el inconsciente, me sorprende constantemente la profunda conexión que tiene el arte con lo que somos. Estoy expectante de lo que va a pasar.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS