En Las Condes design: “Sueños de arquitectos”

miércoles, 13 septiembre 2017

La muestra organizada por la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) estará abierta hasta el sábado 2 de septiembre y reúne 36 proyectos de uso público y privado que podrían haber cambiado la cara de distintos rincones dentro y fuera de Chile, pero que nunca llegaron a construirse. 

Por: Catalina Plaza S.

Detrás de cada proyecto de arquitectura se esconden sueños y expectativas, además de un arduo trabajo que, muchas veces, queda relegado al papel y a una serie de dibujos y planos. Son trazos y espacios imaginarios que pueden no llegar a construirse, pero que no por ello desaparecen. Este fue el punto de partida de la muestra “Sueños de arquitectos”, organiza- da por la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) y curada por los arquitectos Jorge Figueroa y Amalia Barreda. La muestra reúne 36 propuestas destinadas a diferentes usos y que tienen como factor común una enorme creatividad. Se trata de iniciativas que no fueron materializadas, ya fuese por temas económicos, cambio de decisiones o que obtuvieron segundos o terceros lugares en concursos de arquitectura.

“‘Sueños de arquitectos’ presenta desde escuelas hasta viviendas y estadios, proyectos de uso público y privado, de distintos tamaños, que podrían haber cambiado la cara de distintos rincones dentro y fuera de Chile. Son propuestas que se construyeron solo en el territorio de nuestra imaginación, pero que aún viven y merecen mostrarse”, sostiene Amalia Barreda.

Los proyectos expuestos recorren, de alguna manera, la historia re- ciente de la arquitectura chilena y muestran la evolución de la disci- plina y de los encargos.
Aquí, los seleccionados por “Casas”, privilegiando un hito histórico y proyectos que fueron soñados fuera de la capital. Para empezar, uno de los más emblemáticos: las torres gemelas de 30 pisos que ABWB Arquitectos y Carlos Alberto Cruz y Asociados proyectaron en 1980. Aunque finalmente solo se edificó una, la construcción marcó un hito en la ciudad de Santiago, convirtiendo a la Torre Santa María y sus 100 metros de altura en el primer rascacielos de la capital. Además de contar con tecnología moderna y de vanguardia para la época como aire acondicionado, cuatro niveles subterráneos y cinco ascensores de alta velocidad, el edificio destacó por su estructura de hormigón a la vista y envolvente de muros cortina.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS