Louis Vuitton: En ruta hacia las vacaciones

viernes, 30 diciembre 2016

La marca de lujo lanzó a mediados de noviembre una alucinante colección de libros que retratan cinco lugares: Miami, París, Shanghai, California e India, todos ellos retratados por talentosos fotógrafos de moda los que, a través de su particular mirada, dan forma a esta colección única llamada “Fashion Eye”.

Por: María José Mora  / Foto: Cortesía Louis Vuitton

Destinos soñados así se podrían definir estas ciudades, las que encantan por diversas razones. Si bien todas son muy diferentes entre sí, hay un hilo conductor que las une, ya que en cada fotografía prima el arte y la elegancia, conceptos básicos para Louis Vuitton.

Los encargados de lograr imágenes tan espectaculares son algunos de los más grandes fotógrafos de nuestros tiempos, quienes conviven con futuras promesas. Cada título de “Fashion Eye” ofrece aproximadamente una centena de fotos de gran formato, junto con información biográfica y una entrevista al fotógrafo o un ensayo crítico, estableciendo así un diálogo entre nuevos talentos, fotógrafos experimentados y leyendas de la fotografía de moda. La idea de cada libro es confrontar creaciones contemporáneas con tesoros de archivo poco conocidos para crear una colección inestimable que pone énfasis en la estética y la mística de cada lugar. Título tras título, va surgiendo un amplio compendio de perspectivas que cambian con los destinos y que incluyen panoramas urbanos y paisajes naturales, escenas de la vida local y trabajos más contemplativos, tanto en colores como en blanco y negro.

La fotógrafa canadiense residente en París Kourtney Roy tiene una debilidad por el autorretrato y los artificios, se pone a sí misma en el cuadro, estableciendo una relación algo extraña con su entorno, un vínculo impregnado de fantasía. Todos estos aspectos no solo están presentes en los proyectos personales de Roy, sino también en su trabajo para publicaciones como Numéro, Vogue Japón, Times Magazine, D Magazine y Esquire del Reino Unido

Por su parte, Wing Shya, nativo de Hong Kong, hace una búsqueda profunda en sus archivos per-sonales, yuxtaponiendo fotografías originalmen-te tomadas para fines privados con trabajos por encargo, para ofrecer un retrato matizado de la Shanghai que tanto ama. Él propone una encrucija-da entre el arte, la moda y el cine, y sus fotografías son como fragmentos de historia que penden de un hilo y que muchas veces muestran una versión del mundo sombría, pero, al mismo tiempo, vibran-te, que llamó la atención de cineastas de Japón y editoriales y marcas como Vogue, Lacoste y Louis Vuitton, entre otras.

“Fashion Eye” también pretende llamar la atención hacia imágenes emblemáticas de las colecciones de los principales fotógrafos de moda del siglo pasado, nunca vistas o raramente exploradas de esa manera. Tomas del fotógrafo estadounidense Henry Clarke, realizadas durante varios viajes a la India para Vogue Estados Unidos en la década de 1960, son reunidas por primera vez, revelando un sentido icónico del estilo, la composición y la escenificación. Clarke alcanzó su auge como fotógrafo de moda en los años 1950 y 1960, cuando trabajó para varias ediciones internacionales de Vogue. Al llegar a Los Angeles, en 1946, comenzó su carrera en Vogue Estados Unidos como utilero de estudio, donde tuvo la invaluable oportunidad de observar de cerca los métodos usados por diversos fotógrafos prominentes que surgieron en los años 1920, incluyendo a Cecil Beaton y Horst P. Horst.

Clarke fue extremamente exitoso en combinar la elegancia escultural de la fotografía de moda de inicios del siglo XX con las visiones audaces y exuberantes que adoptó la moda internacional en los años de posguerra.

De manera similar, la colección homenajea al fotógrafo francés Guy Bourdin, quien visitó Miami a fines de la década de 1970 para Vogue, y a Charles Jourdan –famoso diseñador de zapatos francés–, en cuya estética se inspiran imágenes sofisticadas y glamorosas. Desde 1970 hasta aproximadamente 1985, Bourdin se estableció como maestro de las imágenes osadas y estilizadas, y como un virtuoso del uso dramático de las formas y los colores. Su legado incluye muchas de las convenciones estéticas y narrativas que hoy resultan familiares en el marketing de marcas de moda y lujo, en particular la idea de relegar el producto a un segundo plano. Por último, a través de la visión altamente distintiva del fotógrafo francés Jenaloup Sieff, se exploran los misterios de París, en imágenes francas en blanco y negro, y un conjunto de fotografías en color inéditas hasta el momento. Sujeto a influencias literarias clave, este francés fue un fotógrafo y un hombre de letras a quien le gustaba escribir episodios de sus memorias en pequeñas libretas y le encantaba concebir títulos para sus fotos. Las primeras imágenes de Sieff coincidieron con sus primeras aventuras amorosas, a mediados de los años 1950. Fue justo antes de que este joven fotógrafo se enamorase perdidamente de la moda. París se convirtió en un estudio al aire libre para sus ensayos fotográficos, que ampliaron los lími-tes de las editoriales de moda típicas para Vogue y Harper’s Bazaar, Elle, entre otras.

Es así como en esta colección de libros podemos dar la vuelta por los cinco continentes y dejarnos llevar por el glamour que distingue a estos destinos y también a Louis Vuitton

 

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS