Manuela Paul-Cavallier: Arte en 24 KILATES

miércoles, 11 septiembre 2013

Esta artista crea preciosas obras en base a pátinas y baños hechos en oro puro. Durante septiembre mostrará parte de su trabajo en una exposición colectiva que se realizará en el Grand Palais de París, para luego presentar en marzo de 2014 una muestra individual en la misma ciudad. Conversamos con Manuela sobre este precioso arte y su significado.

Por: María José Mora D. / Fotos: Gentileza Manuela Paul-Cavallier.

diner-parisien

Esta artista llegó a nuestro radar gracias a otro reportaje que apareció en “Casas”. Ella fue la encargada de imprimir preciosas hojas hechas en oro en los respaldos de las suites del lujoso hotel francés Prince de Galles. Fue así como supimos de ella y del gran prestigio que tiene como artista y artesana. Sí, porque lograr trabajar el oro no es sólo un arte, es más bien un oficio que se ha traspasado por siglos, de generación en generación. Imprimirlo en maderas, lienzos y otras superficies no es tarea fácil y ella lo sabe. Manuela estudió historia del arte e iconografía en la Universidad de Florencia, lugar donde se inició en los secretos y técnicas para hacer pátinas de oro. Luego trabajó con el reconocido pintor italiano Andrea Martinelli, ahí refinó su diseño y pulió sus técnicas, tanto que pudo abrir su propio taller. Luego de 10 años de entrenamiento en Florencia, decidió volver a París a restaurar diversas piezas patrimoniales y, paralelamente, abrió junto a un socio su oficina Or Design, la que se especializa en proyectos especiales para privados, hoteles o empresas.

En esta entrevista exclusiva, Manuela nos muestra su arte y cómo fue el camino que la llevó a convertirse en una experta en oro.

le-temps-d'un-parfum

–¿Por qué elegiste el oro como material?

–¡Creo que el oro me eligió a mí! Nunca había visto una hoja de oro antes de ese día en Italia… estaba haciendo un curso de decoración en la Universidad de Florencia, lugar donde viví por 10 años. Dentro de esta escuela había un profesor que enseñaba técnicas de pátinas e impresiones en oro. ¡Fue amor a primera vista! Vi la mano del maestro moviéndose delicadamente en el aire para permitir que la hoja de oro se imprimiera en la parte interior de su mano y desde ese momento fui todos los días a su taller hasta que me permitió entrar. Cuando lo hizo me senté en el rincón más oscuro de la sala por meses, hasta que finalmente aceptó tomarme como su aprendiz. Por otra parte creo que siempre he sentido una atracción por ese metal, tal como la sintieron las grandes culturas como la egipcia y la inca, que lo veneraban. Esa veneración permanece hasta hoy, ya que el oro conquista a todos gracias a que usa un código universal, que es el lenguaje de la belleza.

–¿Qué te inspira al momento de crear tus piezas?

–La inspiración para mí es un sentido de armonía que mezcla el perpetuo movimiento entre las luces del oro, la pureza, la sobriedad de sus líneas y la profundidad de los pigmentos. El sentido de belleza de la cultura japonesa es mi principal fuente de inspiración. El libro de Junichiro Tanizaki “Praise of the shadows” y el de Kakuzo Okakura “Book of tea”, muestran ese ideal. También me he inspirado en los pintores Mark Rothko y Fabienne Verdier, pero no hay sólo un foco de inspiración, ésta siempre cambia y viene de distintos lugares que muchas veces me sorprenden.

–¿Cómo definirías tu arte?

–Mi arte es como la música, a veces oyes el piano, otras el violín o las voces, todo dentro de una misma canción. Eso mismo sucede al mirar una de mis obras, quizás un espectador va a fijarse en el oro, otro va a mirar los pigmentos o las líneas, mientras que otro va a tener una sensación, pero todo está envuelto dentro de una misma pieza.

MPC

–¿Cómo trabajas el oro?

–El proceso viene del antiguo conocimiento de los artesanos italianos y franceses que trabajaban este material hace siglos. Yo empleo las mismas técnicas que se usaban en el Palacio de Versalles, lo que me fascina. Al crear mis pátinas utilizo materiales tan disímiles como el ajo, vinagre, goma de pescado, piedras ágatas, etc. Ingredientes antiguos y artesanales. El trabajo de “dorar” es largo y tiene que hacerse con mucho cuidado, a través de varios pasos. De hecho es fundamental considerar la humedad del ambiente, si hace calor, frío y ¡hasta el humor de la persona que está trabajando! Lo más lento del proceso es preparar la superficie que se va a bañar de oro, luego se debe esperar a que las capas de oro se asienten con agua. Cuando está seco, presiono milímetro a milímetro la capa de oro con las ágatas. Esto da un brillo inmenso y hace resplandecer el metal.

–¿Qué significado tiene el oro para ti?

–Principalmente amor y humildad, porque mi trabajo es posible gracias a varias generaciones de artesanos del oro que me preceden, por lo que trabajar con este material conlleva una gran responsabilidad, por eso pongo mucha pasión en lo que hago. Para trabajar con el oro se necesita mucha concentración y silencio, es como meditar. Al mismo tiempo, este metal –que ha fascinado a la raza humana a través de su historia– me entrega una sensación de belleza y felicidad.

–¿Cuál será tu próxima exhibición individual y cuál es la temática detrás de ésta?

–Mi próxima exhibición individual será en marzo de 2014 en París en la Galería Pré au 6. El nombre de la muestra es “Imprint of gold”. La idea detrás de esta es mostrar al oro como un espejo de nosotros mismos que nos lleva a una meditación profunda.

–¿Qué quieres producir en las personas que ven tus obras?

–Un viaje interior. Sentimientos de plenitud y paz. Quiero entregarle a las personas emociones gratas que alimenten la belleza del alma, así la gente se acerca más al arte. Tengo un recuerdo que puede describir claramente lo que digo. Hace un tiempo inauguré una muestra que fue un éxito y estaba repleta de gente hablando y bebiendo champagne. De pronto, vi a un hombre desconocido que contemplaba absorto una de mis obras. El estaba en su propio mundo, ajeno al ruido, ensimismado en su propia contemplación, en una muda conversación con las sensaciones que esa obra provocó en él. Ser testigo de ese momento fue un gran regalo para mí y es lo que quiero hacer sentir a cada espectador.

Danae

–¿Tienes planes para visitar Chile el próximo año?

–¡Me encantaría exhibir en Chile! Mi sueño es viajar con mis creaciones para conocer otras culturas, artistas, conocimientos, etc. De hecho, adoro el trabajo de la artista y diseñadora colombiana Olga de Amaral y creo que para mí sería un gran aporte conocer a los artistas latinos e intercambiar ideas.

detail-Trois-petites-bouchees.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS