Pasión y creatividad

martes, 7 enero 2014

La casa en Ibiza de la destacada diseñadora de alfombras española, que visitó recientemente Chile para lanzar su colección en Interdesign, es un verdadero oasis de tranquilidad y relajo. Conversamos con Nani sobre este lugar, su trayectoria y su próxima colección.

Por: Catalina Plaza S. / Fotos: Albert Font

 _K5I9835

En un pequeño valle, en el que se divisa el mar, rodeada de un entorno rural donde crecen todo tipo de plantas autóctonas de la isla de Ibiza, se encuentra la casa de la destacada diseñadora de alfombras Nani Marquina, un refugio donde descansa, se desconecta y disfruta de la naturaleza. “Con esta casa he descubierto el valor de lo natural y lo simple. Siempre intento que los días transcurran de forma tranquila, valorando cada pequeño momento de calma y tranquilidad”, explica Nani. Ella fue la primera mujer en ganar el Premio Nacional de Diseño en España, gracias a su trabajo con las alfombras, rubro al que se dedica desde 1987, y através del cual ha formando alianzas con renombrados diseñadores, como los hermanos Bouroullec, Ron Arad, Martí Guixé y Javier Mariscal, entre otros. Muchas de estas piezas se encuentran en la casa, aún cuando son los recuerdos de los viajes –e incluso otras alfombras traídas de Marruecos– los que le dan verdadera vida a este lugar que Nani descubrió hace 6 años. “Viajábamos constantemente a las Islas Baleares; nos atraía la sensación de paz y de refugio que proporciona el estar en una isla, rodeados de mar. Todas las Baleares son islas pequeñas, en las que puedes encontrar paisajes naturales y solitarios delante del mar. En Ibiza existe una arquitectura muy rural, simple y particular, parecida a la árabe. Encontrar una pequeña casa tradicional en un paisaje como éste fue un regalo”.

_K5I9684

–Entiendo que la casa estuvo abandonada por muchos años… ¿Cuáles fueron las principales renovaciones que tuvieron que hacer? ¿Quién te asesoró?

–¡Estuvo abandonada unos 40 años! Y estaba construida como se hacía tradicionalmente: con piedras, arena en las paredes, y barro y algas en los techos. Tuvimos que restaurarla totalmente, adaptando la tradición al confort actual. Durante todo el proceso nos asesoró el arquitecto Elías Torres.

–¿Cuál fue tu fuente de inspiración al momento de decorar?

–Quería respetar la simplicidad y la arquitectura propia de la vivienda. Hay muy pocas cosas aparte de las imprescindibles. He intentado colocar en ella piezas artesanales acordes con la arquitectura y piezas que recupero de mis viajes. Tengo cojines, cestas y detalles de muchos rincones del mundo. Cada uno me transporta a la experiencia vivida durante ese viaje, con lo cual cada uno es especial. Si tuviese que escoger uno, probablemente me quedaría con un mueble de pequeñas puertas donde guardo todas las telas que compro en distintos lugares y que utilizo como pareos.

–¿Qué diseños tuyos, además de la alfombra Losanges, podemos ver en la casa?

–También tengo la alfombra Earth, de la colección Natural que presentamos este 2013 en Milán. Pero tengo que decir que me gusta también poner alfombras de mis viajes, como una berber de Marruecos que tengo en el dormitorio, o una hecha con bambú de Camerún.

–Todos los procesos de la firma nanimarquina son manuales, ¿privilegiaste también este aspecto a la hora de comprar las cosas para la casa?

–Sí, sin duda. Me apasiona la artesanía que conecta directamente con cada cultura, y me gusta traerme siempre un recuerdo de cada viaje, algo hecho a mano. Si decoras una casa con objetos hechos artesanalmente, es como si la llenaras también de historias, y esto me encanta.

–¿Cuál es tu espacio favorito de la casa y por qué?

–Lo bonito de tener una casa en el campo es que la vivienda se adapta a él. Esta casa se construyó en la parte más alta y con más desnivel en el terreno para aprovechar el resto para el cultivo. El juego precisamente era respetar, no transformar. Mi “rincón” favorito es precisamente el porche, desde allí por un lado se ve el mar y por el otro los campos que la rodean.

_K5I9829“LA CREATIVIDAD NO ENTIENDE DE NORMAS, ES PURO SENTIMIENTO”

Uno de los valores que Nani Marquina busca en sus creaciones es que las alfombras transmitan emociones y conecten a la persona que la posee con la historia que hay detrás de cada diseño. Esta filosofía ha sido la clave de una carrera exitosa que comenzó en 1987 y que, tras más de 25 años, le ha dado muchos reconocimientos. El poder de reinventarse también ha sido importante, aunque según explica Nani, nunca olvidando valores fundamentales como el uso de materiales naturales y el origen de las alfombras. “Y sobre todo, sentir lo que haces, vivirlo, apasionarte con lo que te inspira e intentar lograr transmitir lo que sientes… Cuando se pone verdadera pasión a un proyecto y crees en él, puedes llegar a conseguir una gran satisfacción, ya sea a nivel personal o a nivel externo. A mí me ha ayudado el tener una idea muy clara de lo que perseguía”, comenta Nani.

–¿En qué momento te diste cuenta de que querías ser diseñadora?

–No lo recuerdo exactamente como un “momento”… más bien fue una decisión progresiva. Mi padre, pionero del diseño en España durante los 60, traía el diseño a casa, y así empezó todo, viéndolo a él. Luego decidí estudiar en la Escola Massana de Barcelona, y allí me preparé como diseñadora de producto. En un inicio me di cuenta de que había un gran vacío en el diseño de tejidos. Empecé diseñando estampados para la decoración y a partir de ahí, descubrí que había un espacio abierto para crear alfombras de diseño contemporáneo.

–¿Qué consejo le darías a los diseñadores que están empezando?

–Que se sientan libres, que trabajen con los ojos muy abiertos y sin miedo a los altibajos. Decidir “empezar” ya es un triunfo, y hay que ser consciente de ello. Aparte, les diría que no olviden que la creatividad no entiende de normas ni de límites, que es puro sentimiento hay que dejarla fluir.

–¿Tienes algún proyecto soñado?

–Uno de mis sueños editoriales es profundizar en distintas culturas artesanales del mundo (cada país, cada pueblo, utiliza una manera singular de expresarse). Mi ilusión sería poder producir alfombras inspiradas en estas distintas culturas, y ahora estoy especialmente interesada en investigar sobre los tejidos andinos.

–¿Qué nos puedes adelantar de la colección 2014 que presentarás en Milán?

–De momento puedo adelantar que se trata de una colección muy especial, realizada por la diseñadora Nipa Doshi y el diseñador Jonathan Levien, que respira mucha feminidad, delicadeza y que tiene unos toques brillantes, propios del trabajo del equipo Doshi-Levien.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS