Pie de Mote con Huesillos

martes, 27 septiembre 2016


Que no te pille el dieciocho chico sin el buen dulce. Masa arenosa de galletas de vino y almendras, crema de huesillos y mote en almíbar, para ir despidiendo este lindo mes.

8 a 12 personas • 1 hora

-¼ taza de mote duro
-1 paquete de galletas de vino
-1 paquete de almendras (80gr)
-6 cucharadas + 1 taza de azúcar rubia
-100 gr de mantequilla sin sal
-8 huesillos al jugo*
-½ tarro de leche condensada
-2 huevos

Lava bien el mote y luego échalo a cocer a fuego bajo en abundante agua hirviendo, hasta que esté bien blando y suave. Cuando esté listo, cuélalo, luego remójalo en agua fría, vuelve a colarlo y déjalo reposar.
Por mientras prende el horno y déjalo calentar a temperatura media-alta (200ºC).
En una procesadora ó 1-2-3 junta las galletas de vino, las almendras y las 6 cucharadas soperas de azúcar rubia. Muele bien, hasta dejar una arena fina.
Transfiere todo a un bol. Derrite la mantequilla a fuego suave o en el microondas a potencia baja, y agrégala al bol. Incorpora bien con una espátula hasta dejar una arena mojada y homogénea.
Enmantequilla un molde para tartas de unos 25cm de diámetro (pueden ser 4 moldes chicos si prefieres). Reparte 2/3 de la masa arenosa en el fondo del molde, de manera pareja. Con la misma espátula, o el dorso de un cucharón, aplasta la masa hasta que quede compactada.
Reparte el resto de la masa a lo largo de todo el borde, y esta vez con los dedos, compacta hacia los bordes interiores del molde. Pincha 10 veces el fondo de la masa con un tenedor, en distintos lados.
Mete el molde al horno y hornea por 12 a 15 minutos, o hasta que la masa tome un color más oscuro. Saca el molde del horno y deja enfriar.
Lava la procesadora. Combina dentro los huesillos picados (sin el cuesco), la leche condensada y los huevos. Procesa bien hasta dejar una mezcla cremosa y homogénea.

Transfiere la mezcla a un bol metálico grande. Ponlo sobre una olla (un poco más chica que el bol) con agua hirviendo. Si aún estás cociendo el mote, pon el bol sobre esa olla en vez de la tapa.

Calienta la mezcla sin parar de revolver y siempre raspando lo que se va quedando pegado en los bordes del bol. Pasados unos 5 minutos, o apenas notes que la mezcla empieza a hacerse más densa, saca el bol del calor y reparte el contenido sobre la masa. Empareja bien con una espátula y refrigera por al menos 1 hora.

Por último, en una olla chica a fuego bajo calienta la taza de azúcar rubia con ½ taza de agua. Deja hervir hasta que el almíbar se reduzca a la mitad. Traspásalo a un bol chico, agrega el mote y deja enfriar.
Antes de servir, reparte el mote en el almíbar sobre la tarta.

(*) Puedes comprar los huesillos secos y cocerlos en agua con azúcar hasta que estén blandos.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS