Poco a poco

jueves, 21 junio 2018

DE ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA, PROYECTADA POR EL ARQUITECTO JOSÉ DOMINGO PEÑAFIEL, ESTA CASA IMPACTA POR SU LIVING DE DOBLE ALTURA, SUS GRANDES ESPACIOS Y, SOBRE TODO, POR UNA DECORACIÓN FRESCA Y SIN PRETENSIONES DISEÑADA POR SOFÍA LABRA.

Por: María José Mora D. / Producción: María Teresa Wiegand R. / Fotos: Matías Bonizzoni S.

La dueña de esta casa es la fotógrafa Sofía Labra, quien decoró cada rincón de este lugar. Todo lo hizo sin presiones ni apuros, ya que las cosas más especiales van apareciendo con el tiempo. “Yo soy fotógrafa y siempre he trabajado en cosas relacionadas con la estética. La pasión por decorar nació con esta casa, la que armamos junto a mi marido, usando lo que teníamos. En un principio este living no era así, ya que pusimos los mismos muebles del departamento y la verdad se veía ¡horrible! Decidimos que teníamos que ir de a poco comprando ciertas cosas cuando se pudiera, para que al final quedará lindo”, cuenta Sofía.

La primera adquisición fue la mesa de centro del living, la que mandaron a hacer a Pilo Vial, quien hace muebles a medida. Esa fue la piedra angular de ese espacio, lo que entregó la pauta del resto de la decoración. Fue así como se fueron sumando el sillón en rosa pálido de Milk, un sofá en L y otro de cuero que tenían en su antiguo departamento. Además, cuadros de Samy Benmayor y Germán Tagle, entre otros, cubren la pared del living, creando un espacio acogedor que se ve aumentado gracias a las diversas palmeras que aquí se aprecian. “Siempre fui muy estética, me gusta crear cosas agradables y gracias a este proyecto descubrí que me encantaba decorar, fue tal mi gusto por esto que decidí empezar a dedicarme al diseño interior, por eso entré a trabajar a una oficina de decoración para poder aprender del rubro”, explica Sofía. Así estuvo trabajando varios meses hasta que a fines del año pasado decidió irse y armar algo nuevo. Se asoció con la diseñadora María José Mujica, quien siempre ha sentido pasión por el diseño de interiores. Nació así la dupla Labra-Mujica. “La verdad nos ha ido súper bien para el poco tiempo que llevamos”, cuenta Labra. Y es que la casa de ambas es un ejemplo de su buen gusto, ya que ninguna le teme al riesgo. Quizás por esa misma razón sus primeros clientes han sido gente joven.

La casa fue construida por el arquitecto José Domingo Peñafiel, quien tuvo que adaptarse a varias ideas que tuvo la pareja y que en un principio le costó aceptar. “Tuvimos varias reuniones con José Domingo, quien nos mostró muchos planos, pero nosotros queríamos algo jugado. Fue así como empecé a buscar referencias, sobre todo con arquitectos brasileros y así fue como llegamos a este diseño, que el arquitecto logró interpretar perfectamente”, explica la dueña de casa. Una de las ideas de los propietarios fue que el living-comedor y la salita de juego de los niños se conectan visualmente y también físicamente, gracias a una escalera de caracol. En el comedor, el que está abierto completamente hacia el living, destacan las sillas Valdés y dos grabados hechos por Pablo Domínguez y Bororo. Estos pertenecen a una serie de cuatro grabados, los que fueron especialmente pedidos por Nicanor Parra, quien llamó a cuatro pintores para que retrataran alguno de sus antipoemas. El comedor está conectado con la cocina, en la que destaca el porcelanato de MK que da un aire acogedor y campestre al espacio el que se ve acentuado por la mesa de centro en madera y la repisa de fierro, la que muestra diversos accesorios de cocina que el marido de Sofía trae de sus innumerables viajes.

Finalmente, y no por eso menos importante, vemos la gran terraza, la que posee muebles de mimbre diseñados por Francisca Varela, y a la que Sofía le agregó un toque original al colgar una colorida puerta antigua en la pared. “La historia de esta puerta es muy especial, ya que al principio la compré para que se usará en el baño principal, pero cuando la pusieron se veía pésimo, así que le pedí al maestro que la sacará y como no sabía dónde ponerla, le dije que la pegará a la pared, y la verdad es que quedó genial”, asegura Sofía. Y así con espontaneidad, color y gran estética es que esta casa dio como resultado un refugio muy agradable y único.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS