BRASIL Y SUS GENIOS: RODRIGUES, TENREIRO, ZALSZUPIN Y ZANINE

jueves, 6 noviembre 2014

Brasil… Un país que evoca, en la mayoría, ideas ligadas a la belleza, el sol, las playas y una genuina alegría de vivir. Si bien todas esas imágenes son correctas, pocos piensan en Brasil como foco del diseño mundial que cuenta entre sus filas con personajes que han logrado exponer sus creaciones, nada más y nada menos, que en el Museo del Louvre.
De hecho, este año en PAD London –prestigiosa feria que reúne a lo más selecto del diseño mundial– se presentaron por primera vez piezas de colección de celebres diseñadores brasileños como: Joaquim Tenreiro, Jorge Zalszupin y José Zanine Caldas, entre otros, demostrando que el diseño moderno en este país goza de gran prestigio y que no sólo los hermanos Campana son sus grandes exponentes. Los protagonistas de este reportaje, fueron fuertemente influenciados por la Bauhaus y las corrientes estéticas del modernismo de los años 40, pero la diferencia que tienen con otros diseñadores de Brasil, es que este grupo logró tomar las ideas del Viejo Continente y adaptarlas a la realidad brasileña, creando formas únicas, sinuosas y prácticas que expelen el espíritu y carácter único que posee este gigante sudamericano.

1

 

 

____________________________________________________________________________________________________

Joaquim Tenreiro:
Sin títuloNacido en el seno de una familia de ebanistas portugueses, Tenreiro siempre supo manejar muy bien la madera. Considerado como el pionero del mobiliario moderno brasileño, Tenreiro se mudó definitivamente a Brasil en 1928, donde empezó a trabajar para diversas firmas haciendo muebles de estilo. Rápidamente comenzó a criticar el provincianismo de una sociedad colonizada que sólo daba valor a lo extranjero. Fue así como Tenreiro promovió un lenguaje moderno y defendió la idea de que los muebles brasileños debían ser elegantes, funcionales y ligeros. “Una ligereza que nada tiene que ver con el peso en sí, sino con la gracia, la funcionalidad dentro de los espacios”, explicaba. Fue gracias a estas ideas que Tenreiro llamó la atención, nada más y nada menos, del arquitecto Oscar Niemeyer quien buscaba un mobiliario simple y sin exceso de ornamentación. Fue así como Tenreiro se encargó de diseñar el mobiliario para las casas que el arquitecto proyectaba. Joaquim desarrolló un lenguaje adaptado al calor tropical, usando con abundancia el mimbre –al contrario de los terciopelos que imperaban hasta entonces– y las maderas brasileñas. Algunos de los muebles que más éxito tuvieron fueron la “Poltrona Leve”, creada en 1942, y la Cadeira de Embalo, una mecedora de 1947 que todavía se sigue fabricando. El mueble moderno, para este ebanista, debía basarse en la honradez de intenciones, la eliminación de lo superfluo, el ajuste de funciones y en la limpieza plástica. Principios que siguen siendo sorprendentemente actuales y elegantes, tal y como el propio Tenreiro hubiera esperado.

2 3 4

____________________________________________________________________________________________________

José Zanine Caldas:
8Fue conocido como el maestro de la madera gracias a sus primorosos trabajos realizados en este material.

Nacido el año 1919 en el pueblo de Belmonte ubicado al sur de Salvador de Bahía, este arquitecto y diseñador autodidacta, logró darle valor al uso de la madera contrachapada. Zanine logró integrar los conceptos de modernidad y trabajo artesanal, lo que dio como resultado formas únicas. Su fuerte influencia modernista, se explica dado a su trabajo con arquitectos de gran renombre como Oscar Niemeyer y Lucio Costa, con quienes colaboró realizando maquetas de muchos de los edificios que posteriormente se construyeron en la naciente Brasilia. Luego de varios años en este rubro, José decidió, en 1948, crear junto a Sebãstiao Ponte, Paulo Mello y Hellmuth Schiker una sociedad, que fue conocida como “Móveis Artísticos Z”. Esta estuvo detrás de la creación de una fábrica de muebles que logró una marcada armonía entre el diseño moderno y el artesanal a precios asequibles. Muchas de las piezas se fabricaban con un proceso que el arquitecto bahiano admiraba; la compresión, técnica industrial que lamina la madera y la dispone en capas, las que tienen diversos espesores entregando resistencia y estética. Ejemplo de esto es su silla Sideboard, una de sus creaciones más aplaudidas. En los años 60, Zanine fue invitado a integrar el cuerpo docente de la Universidad de Brasilia. La propuesta provocó un escándalo, ya que él no poseía ningún título universitario y para muchos este hecho no le permitía convertirse en profesor universitario. Pero nadie pensó que Lucio Costa, uno de los grandes arquitectos brasileños, saldría en su defensa logrando convencer al Instituto de Arquitectos de Brasil de entregar el diploma de arquitecto honoris causa a Zanine. La apuesta buscaba premiar el gran legado que estaba dejando a la arquitectura –construyó numerosas e impresionantes casas en el barrio de Joatinga y Barra da Tijuca en Río de Janeiro–, y al diseño gracias a su gran manejo de la madera. Tal fue el impacto de sus muebles que el 1986 fue invitado a exponer en el Museo del Louvre, un honor que sólo los grandes merecen.

5

____________________________________________________________________________________________________

Jorge Zalszupin:
9

Este arquitecto de origen polaco llegó a Brasil en 1949, escapando de la Segunda Guerra Mundial. Le bastó pisar suelo brasileño para caer rendido frente a la arquitectura moderna de este país. Inmediatamente empezó a trabajar como arquitecto, pero poco a poco comenzó a ver que sus clientes le pedían que diseñara los muebles de sus casas. Tal fue el éxito de las piezas de líneas sensuales, en madera y metal cromado, que el 1956 decidió abrir una pequeña fábrica llamada L’Atelier, la que produjo muebles a pedido y hechos a mano que hoy se han convertido en raras piezas de colección. Es por esto que este año en Nueva York la Galería Espasso decidió lanzar una reedición de estos muebles de la mano de Etel Interiores, conocida marca brasileña. Una serie de verdaderas joyas para los amantes del diseño. Y cómo no, si en L’Atelier trabajaban arquitectos, ingenieros y artesanos para crear los muebles más alucinantes del mundo, como la famosa silla Paulista y la banca Circa, entre muchos otros.
6
____________________________________________________________________________________________________

Sergio Rodrigues:
10Contemporáneo a Niemeyer, este arquitecto logró que el diseño artesanal se profesionalizara sin perder su calidad, lo que hizo que éste se conociera a nivel mundial. Rodrigues trabajó principalmente con cuero, ratán y maderas locales como el jacarandá, logrando adaptar los conceptos de la Bauhaus al espíritu alegre y exuberante de Brasil. Para él no sólo las formas y los materiales eran importantes, el “espíritu” del mueble también lo era y Rodrigues siempre sabía comunicarlo. Al igual que Tenreiro, muchos de sus muebles adornan los edificios de Brasilia, hecho que lo catapultó a la fama y lo transformó en un rock star del diseño. Fue para Brasilia que Rodrigues creó su famoso sillón “Mole”, también conocido como “Sheriff”, pieza que tiene una historia curiosa, ya que era el sillón preferido por el ex Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, quien lo usaba para descansar después de sus agitados días. Si bien los muebles de Rodrigues son piezas de colección, este año fueron reeditados por la firma brasileña Lin Brasil, por lo que todavía se pueden encontrar en el mercado.

7

 

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS