SÁNGUCHE VEGUI

viernes, 26 agosto 2016

Berenjenas asadas, zanahoria acaramelada, pesto de cilantro y cajú, palmitos, mozzarella fresca y mayo de ají amarillo. Porque entre tanto exceso a veces es razonable chanchar con responsabilidad.

 4 personas • 1 hora

  • 3 berenjenas grandes
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 tarro de palmitos
  • 250 gr de mozzarella fresca
  • 4 Ciabattas

Pesto:

  • 1 atado de cilantro
  • ½ taza de castañas de cajú
  • ¼ taza aceite de oliva
  • 1 cucharada de aceto balsámico
  • 1 cucharadita de sal

Salsa:

  • ½ taza de mayonesa
  • 2 cucharadas de ají amarillo en pasta
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

 

Prende el horno y déjalo calentar a temperatura alta (250ºC).

Corta las berenjenas en rodajas gruesas y ponlas a remojar en un bol grande con agua fría y 1 cucharada de sal, para asegurarte que no se pongan amargas.

Pon un plato con algo pesado encima, de modo que las berenjenas queden totalmente sumergidas. Deja remojar alrededor de 20 minutos.

Por mientras pela las zanahorias y córtalas en palitos de 0.5 cm de espesor.

Calienta un sartén a fuego medio con un poco de aceite de oliva. Saltea las zanahorias hasta que estén blandas o los palitos se empiezan a curvar. Ahí echa el azúcar y sigue salteando hasta que queden bien doradas.

Transfiérelas a un plato y déjalas enfriar.

Saca las berenjenas del agua y sécalas bien con un paño limpio. Aceita una fuente para horno y extiende las rodajas, en lo posible una al lado de la otra.

Riégalas con aceite de oliva y reparte unas pizcas de sal y pimienta. Hornea a temperatura alta por alrededor de 30 minutos, o hasta que estén bien blandas y doradas.

Por mientras prepara el pesto. En una procesadora junta todos los ingredientes y procesa hasta dejar una mezcla homogénea. No te excedas con la moledera, la idea es que queden pedacitos de castañas y no un puré muy suave. Traspasa el pesto a un bol.

Para la salsa, combina los ingredientes en un bol y mezcla con fuerza usando un tenedor, hasta dejar una mezcla pareja.

Pica finos los palmitos y corta la mozzarella en tajadas. Corta cada pan por la mitad y envuélvelos individualmente en papel metálico.

Cuando las berenjenas estén listas saca la fuente del horno y mete dentro los panes envueltos. Baja la temperatura a la mitad.

En la misma fuente, rompe las berenjenas con un tenedor y traspásalas a un bol. Lleva todo a la mesa.

Espera a que los panes se calienten, no más de 10 minutos y a armar se ha dicho: Pan-salsa-berenjenas-zanahoria-palmitos-pesto-mozzarella-salsa-pan. Pum.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS