Silla favela

Martes, 21 Febrero 2017

Construida a partir de restos de madera de pino, esta silla se inspira en las favelas de São Paulo y en la manera en que son construidas. El diseño de los hermanos Campana logra transmitir la identidad de este tipo de viviendas, pero, además, aporta líneas contemporáneas, ambas características que la instalan en la escena internacional con éxito.
Por: Catalina Plaza S.

Los hermanos Humberto y Fernando Campana son probablemente los diseñadores latinoamericanos más conocidos a nivel mundial. La originalidad de sus creaciones, en las que la identidad brasilera y el uso de materiales atípicos es clave, los ha transformado en un referente indiscutido. La historia de su incursión en el diseño comenzó cuando Humberto, egresado de derecho, decidió dedicarse a fabricar objetos decorativos basados en materiales reciclados y de bajo costo. En paralelo, Fernando estudiaba arquitectura, por lo que, al terminar la universidad, la alianza se hizo obvia y la aventura comenzó formalmente en 1983. “Paseábamos por los mercados de São Paulo buscando novedades. Luego las probábamos, variando su función original”, han afirmado al recordar sus primeros años, lo que explica también este gran interés en la reutilización de materiales. Poco a poco, sus trabajos llamaron la atención y en 1989 vino el primer hito en su carrera con la exposición llamada “Desconfortáveis”, en el Museo de Arte de São Paulo. Tras esta, la prestigiosa revista Domus les dedicó un artículo, llamando la atención de varias marcas europeas. A poco andar, en 1991, se dieron a conocer con la Silla Favela, fabricada por Edra. Esta pieza, inspirada en las construcciones de las favelas en paulistas, se fabrica con pedazos de pino desechados en otros procesos productivos, lo que la convierte en una pieza sustentable. Por otra parte, su modelo constructivo también se asemeja al de las mencionadas “viviendas” y por ello su fabricación es completa- mente manual. Esta es quizá la razón por la que su trabajo ha sido calificado como más artístico que funcional. Otro dato que habla del compromiso de los Campana con su país es que esta silla solo se fabrica en Brasil, algo bastante inusual para Edra. Respecto a este diseño puntual, Humberto y Fernando han expresado que la silla Favela “ilustra una forma desenfadada de hacer una silla, a partir de trozos de madera, sin seguir regla alguna o ceñirse a un plano cartesiano”. Esta es una constante en su trabajo, lo mismo que su filosofía respecto a la sustentabilidad en el mundo del diseño. “Creamos nuestros tesoros a partir de la escasez y estamos decididos a encontrar soluciones que proporcionan nobleza a materiales de lo más vulgares”.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS