Silla Puzzle

viernes, 2 febrero 2018

Diseñada por el arquitecto chileno Juan Ignacio Baixas en 1975, esta silla destaca por su sistema constructivo, el que carece de conectores y solo se estructura en base a ensambles.

Por: Catalina Plaza S.

Desde el 2015 que la Silla Puzzle es parte de la colección permanente del MoMA, un hito que pone en valor el original diseño que Juan Ignacio Baixas desarrolló a comienzos de los años 70 en el marco del taller que dictaba en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile. En forma paralela al proyecto de una casa, le pidió a sus alumnos que desarrollar un mueble. El punto de partida para la Puzzle fue pensar en un sillón de descanso y lectura confortable, pero no mullido. Debía ser un mueble que pudiera ser fabricado en serie y que pudiera venderse desarmado en los supermercados, sería entonces económico por carecer de proceso de montaje y elementos conectores, y por sus materiales: madera y lona. La primera silla se construyó en 1975 y era más sencilla, porque la pieza lateral era monolítica. Entre 1982 y 1992 se fabricaron alrededor de cien unidades que se vendieron en la tienda de diseño Arbol Color. El 2016, en tanto, la empresa Daniel Vial y Cía. Ltda. se adjudicó un proyecto Fondart, en la línea Diseño/Producción de una obra de arte, proponiendo la fabricación de la Silla Puzzle. La postulación se hizo con el objetivo de fabricar y difundir un diseño mundialmente reconocido, cuya producción no había sido abordada por ningún fabricante a escala industrial. Hoy la silla se puede comprar a través de la página www.sillapuzzle.cl
¿Cómo llegó la Silla Puzzle al MoMA? Patricio del Real, asistente de Barry Bergdoll, curador del MoMA, trabajó en la oficina de Baixas tras interesarse en uno de los artículos que el arquitecto había escrito para la revista que edita la Escuela de Arquitectura de Harvard y que se basaba en la obra de los arquitectos de la Universidad Católica de Valparaíso. Cuando se organizó la exposición “Latin America in Construction: Architecture 1955-1980”, la Casa La Dehesa (su primer proyecto arquitectónico, desarrollado junto a Rita Mingo) y la Silla Puzzle fueron seleccionados por la curaduría de ese importante museo para formar parte de su colección permanente. Un reconocimiento para este arquitecto que ha dedicado gran parte de su vida a la docencia y que ejerce la arquitectura junto a su socio Enrique del Río en el Estudio Baixas y Del Río.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS