TERESA GAZITÚA

miércoles, 8 julio 2015

TRAS LA HUELLA DEL TIEMPO

A PARTIR DEL 11 DE JUNIO SE PODRÁ VER EN EL MAVI LA MUESTRA “TIEMPO DE PIEDRAS”, QUE REÚNE LAS OBRAS REALIZADAS EN LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS POR ESTA DESTACADA ARTISTA NACIONAL.

Por :Catalina Plaza S. /Fotos: Matías Bonizzoni S. /Producción: María Teresa Weigand.

31

32

33

34

36.1  36

 

 

¿Cuánto demora una piedra que se desprende de la cordillera en llegar al mar, tras recorrer kilómetros y kilómetros por el cause de un río? ¿Cuántos miles de años tarda en transformarse en apenas un vestigio de lo que fue? El proceso es indeterminable, pero aun así, se trata de un tiempo, de ese mismo que todo hombre sabe transitará hasta también convertirse en polvo. Teresa Gazitúa ha usado muchas veces esta metáfora para explicar parte del imaginario tras su obra de los últimos años, pero esta –lejos de permanecer estática bajo este concepto– ha ido cambiando. Esa transformación es parte de la exposición que presentará en el MAVI, en la que se reúnen los últimos 15 años de trabajo en casi 50 obras. “En esta muestra junté trabajos que nacieron desde que me fui a vivir a Pirque. Hay obras nuevas, de los años pasado y antepasado; y otras que nacieron a partir de proyectos que había dejado a medio hacer y que ahora, como pasó el tiempo, me interesaron nuevamente. Eso sirve muchísimo porque me di cuenta de que todas las obras se habían unido bajo este concepto del tiempo”, comenta la artista.

–En la exposición, la piedra se muestra como material, como estudio y como metáfora. ¿Cuál es tu punto de partida?

–Es a partir del material, porque no soy escultora en piedra como podría ser mi hermano. Trabajo a partir de piedras que me encuentro y que después voy estudiando. La idea tras las obras aparece o nace a raíz de la observación. Viví en Pirque muchos años y siempre recorría el río Maipo. Así te vas dando cuenta de que hay piedras más grandes, más chicas, unas más en bruto, otras que se van poniendo redondas. Por medio de la observación, entiendes que el torrente es tan fuerte que va reduciendo las piedras. El tiempo que pasa desde que las piedras se desprenden de la cordillera, en bruto, hasta que llegan convertidas en piedras chiquititas al mar, es indeterminado. Aun así, la naturaleza te está dando esa idea de que de todas maneras en la vida uno no se da ni cuenta y vas a convertirte en polvo. Esa idea está implícita en la naturaleza, en donde siempre hay cambios.

–¿Cuándo nació tu especial conexión con la naturaleza?

–Desde muy chica, porque pasábamos los veranos en el campo de mis abuelos, que eran agricultores. Andábamos mucho a caballo y yo era muy observadora. Tengo facilidad para ubicarme en la naturaleza. Es una cualidad que tiene que ver con la observación y la percepción. Tuvieron que pasar muchos años, eso sí, para que yo me diera cuenta, cuando ya estaba en Pirque, de mi interés por las piedras.

–¿Cómo es ser a artista a los 20 y cómo es serlo hoy a los 73?

–Uno va madurando y cambiando. Cuando recién estaba recibida habría podido hacer cualquier cosa, porque estaba capacitada para dominar diferentes técnicas. En esos momentos, nunca sabes qué es lo verdaderamente tuyo, porque tienes que madurar para poder saber lo que realmente eres y así poder desarrollar la obra que esperas. No es algo intelectual, va saliendo. Uno va haciendo algunas obras que te pueden parecer buenas o que a la gente le gustan, pero no son necesariamente lo que estás buscando. Hay una búsqueda continua de un camino. Creo que en esta etapa de las piedras está lo mío.

–Has recibido importantes galardones, como el Premio Marco Bontá, entregado por la Academia Chilena de Bellas Artes. ¿Cómo recibes estos reconocimientos?

–Son importantes porque se te reconoce la trayectoria. Nunca esperé ganar premios y de repente me llamaron por ese y lo encontré genial. Yo obtuve premios cuando estaba en la universidad y sirven porque reafirman tu carrera. Muchas veces, cuando eres más joven y no tienes ningún éxito, empiezas a pensar en el tiempo y en el esfuerzo que le dedicas al arte y si ganas algunos premios o recibes buenas críticas eso te va motivando.

–¿Tienes referentes que inspiren tu trabajo?

–En este momento, hay otros artistas que están trabajando en arte y naturaleza. Me reafirmó mucho haber ido al CDAN, Centro de Arte y Naturaleza, de la Fundación Beulas en Huesca, España. Durante un buen tiempo hacían ciclos de conferencias con teóricos europeos. Ahí me di cuenta de que hay todo un movimiento que se preocupa de esa temática. Hoy, la tendencia es preocuparse de los conceptos. El objetivo de mi obra es hacer ver que la naturaleza esta presente, que nosotros somos parte de ella y que al observarla nos muestra ideas que podemos de alguna manera aplicar en nuestras vidas.

 

AMPLIO Y LUMINOSO, EN EL DEPARTAMENTO Y TALLER DE TERESA GAZITÚA SE COMBINAN MUEBLES ANTIGUOS Y MUCHOS OTROS MUY MODERNOS Y CONTEMPORÁNEOS COMPRADOS EN TIENDAS COMO VITRA, INTERDESIGN O BOCONCEPT. TODO MEZCLADO CON PARTE DE SU OBRA Y, POR ESTOS DÍAS, CON ELEMENTOS CON LOS QUE PREPARA SU MUESTRA. EN LA PÁGINA DERECHA, POR EJEMPLO, UNA MAQUETA DE LAS SALAS DEL MAVI Y LA ORGANIZACIÓN QUE TENDRÁN LOS TRABAJOS EN LAS DISTINTAS SALAS.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS