UNA AUDAZ MEZCLA

jueves, 9 abril 2015

En pleno corazón de Londres, cerca del emblemático Piccadilly Circus y en medio del barrio de Soho, se encuentra este precioso hotel boutique que fue diseñado por Kit Kemp, la directora de diseño de Firmdale Hotels, empresa líder en este tipo de proyectos.

Por :María José Mora D. /Fotos :Cortesía Ham Yard Hotel

Através de patrones, colores e ingeniosas mezclas, el Ham Yard encanta por su frescura y originalidad, un sello que ha marcado la carrera de la reconocida diseñadora interior Kit Kemp, que ha estado detrás del diseño de todos los hoteles de Firmdale y obviamente de Ham Yard. Kemp posee pasión por el color, las texturas y patrones, los que mezcla sin miedo, logrando resultados perfectos. “Si quieres mezclar distintos patrones, siempre empieza por tu favorito y luego anda añadiendo los demás”, aconseja Kemp. Es justamente este lema el que la ha ayudado a crear un estilo único que recorre el mundo. Inaugurado hace menos de un año, el hotel cuenta con 90 habitaciones, cada una diferente a la otra. Aquí todo es único y expele “british style”. El edificio que alberga Ham Yard data de los años 60 y fue totalmente renovado para transformarse en este hotel de lujo. El edificio tiene forma de U y en el medio posee una plaza que está coronada por una espectacular escultura del artista Tony Cragg. Rodeada por cinco enormes robles, desde que se entra los visitantes y transeúntes ya se pueden imaginar un alucinante interior. “Hay muchas estatuas y monumentos históricos en Londres, pero aún hay muy pocas piezas de escultura contemporánea en lugares públicos. Quisimos celebrar el arte inglés usando al gran Tony Cragg, quien para nosotros encarna al hombre renacentista. El es un artista, ingeniero, profesor e innovador, esperamos que cuando ya no estemos, la escultura de Cragg siga aquí”, cuenta Kemp. Si bien para la diseñadora crear un hotel no es novedad, en el caso de Ham Yard sí implicó una serie de desafíos, ya que se mantuvo un diseño artesanal y muy exclusivo, pero en un espacio de gran escala que posee dos restaurantes –uno interior y otro exterior–, dos bares, una pista de bowling, un teatro de 190 asientos, una biblioteca, un jardín en la azotea y una preciosa sala de dibujo, todo hecho con la mayor calidad y alto nivel de diseño. Para proyectar el diseño interior del hotel, la directora de diseño de Firmdale se inspiró en la energía vibrante y original del barrio donde se enclava este hotel, ésa fue la piedra angular para crear un estilo rockero que Kemp mezcló con detalles que hacen viajar la imaginación de los huéspedes. Todo en el hotel está especialmente diseñado y la gran mayoría de las cosas fue hecha a mano por artesanos calificados, como los candelabros de alabastro y los espejos biselados que se pueden ver en algunos dormitorios, en la biblioteca y el restaurante interior, los que fueron mandados a hacer a India. Así suma y sigue. Los espacios comunes están tan bien logrados como los dormitorios y salones privados, hecho que siempre se agradece, ya que lo público y privado logran converger y mantener un estilo, uno lleno de mezclas que parecen imposibles, pero que por alguna extraña razón funcionan. Finalmente, ése es el sello que ha hecho famosa a Kit Kemp. Para partir, la recepción encanta al ver un espectacular telar hecho en seda por Hermione Skye O’Hea. Luego nos encontramos con el restaurante, que posee una preciosa instalación de varias Pet Lamps que se suma a una serie de tarimas a rayas que hacen que este gran espacio gane en calidez y onda. A pasos del restaurante se encuentra la biblioteca, un lugar cálido, donde priman los tonos neutros que son interrumpidos por toques de color. La idea de este lugar es entregar tranquilidad y silencio, cada vez que los huéspedes necesiten de algún espacio para buscar información o simplemente revisar la completa colección de libros que posee Ham Yard. Tema aparte es la pista –una Brunswick original de 1950– y salón de bowling. Muchos de los artículos que se ven aquí fueron traídos directamente desde Texas, Estados Unidos. En este lugar impactan los dos cuadros de gran formato del artista Howard Hodgkin y la colección de zapatos de bowling, recopilados de diversas partes del mundo y que le dan un toque fresco y vintage al lugar.

83

86

87

88

89

 

EN EL SALÓN DE BOWLING IMPACTA LA PRECIOSA COLECCIÓN DE ZAPATOS VINTAGE DE BOWLING, LOS QUE FUERON RECOPILADOS POR KEMP, GRACIAS A SUS VIAJES POR EL MUNDO. ESTO LE DA UN TOQUE FRESCO Y COLORIDO AL LUGAR, EL QUE ES EL FAVORITO DE MUCHOS HUÉSPEDES DEL HOTEL.

 

NOCHES DE LUJO

91 dormitorios y 14 departamentos componen los lugares privados de Ham Yard, aquí ninguna pieza es igual a la otra, pero sin importar cual sea, todas están decoradas de manera única. Aquí podemos encontrar las más locas mezclas, las que entregan una verdadera experiencia al pasajero. Papeles murales diseñador por Christian Lacroix para Designers Guild o diseños de la propia Kit Kemp decoran los muros de cada habitación. Muchas de éstas poseen camas con altos respaldos en estridentes tapices, que combinan con cubrecamas y sábanas en tonos más neutros y en materiales nobles como el lino, todos enmarcados con muebles de la mejor calidad. Es en estos espacios donde los visitantes sienten sin intermediarios el diseño audaz de Kemp, quien confiesa: “Siempre he tenido la añoranza de crear un lugar sólo con preciosos tonos grises, algo neutro y tranquilo, pero por alguna misteriosa razón el color siempre logra inmiscuirse en mis planes… Creo que le tengo un poco de miedo a los espacios en tonos blancos”, finaliza riendo.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS