UNarquitectura CASA QUEBRADA

martes, 29 abril 2014

En Curacaví se encuentra esta casa de invitados que recrea la idea de una casa en el árbol. Con un diseño simple y de gran calidad, este refugio proyectado por UNarquitectura es ideal para arrancar del bullicio de la ciudad.

Por: María José Mora D. / Fotos: Natalia Vial.

IMG_2440

Quién no ha soñado con vivir en una casa en el árbol? La verdad es que muchos tienen esa idea, pero la diferencia es que el dueño de este terreno quiso ponerla en práctica. Para eso se contactó con UNarquitectura, oficina formada por Juan Pablo Nazar y Alejandro Urrutia. “Para seguir con la idea del cliente, decidimos poner la casa sobre pilotes, lo que nos permitió estar a la altura del follaje de los árboles y crear así una verdadera ‘casa en el árbol’. Además, el mandante pidió proteger lo más posible el bosque y el entorno, por lo que los pilotes nos ayudaron a posar la casa sobre la quebrada, así ésta se mantiene intacta y el agua puede fluir sin problemas por el lugar en caso de fuertes lluvias”, explican los arquitectos.

Hay que tener en cuenta que ésta es la segunda casa que se encuentra en el mismo terreno y fue pensada como un lugar para invitados, ya que los dueños de la propiedad querían recibirlos cómodamente, pero también mantener su privacidad. “La casa principal se encuentra a unos cuantos

IMG_2388

metros de la Casa Quebrada y está en un terreno bastante distinto, ya que es un lugar plano, con mucho sol y una linda vista al valle. Esta también es tipo loft, pero tiene otra distribución”, explica Alejandro Urrutia. Si bien la privacidad era un tema, tampoco la idea era dejar totalmente aislada a la casa de invitados, es por eso que una rampa conecta ambas construcciones. “Lo bonito de esta rampa, hecha en madera, es que es una especie de muelle que va en paralelo a la casa. Este pasa de ser un objeto que conecta, a un lugar de encuentro, ya que esta rampa se transforma y muta su forma de acuerdo a las necesidades: pasa de ser un delgado puente a abrirse hasta ser una terraza”, asegura Juan Pablo Nazar.

ARQUITECTURA EN POCOS METROS

IMG_2310

Muchos piensan que tener una casa de menos de 100 metros es impensable, sobre todo si se trata de una segunda vivienda, pero la verdad es que aquí se demuestra todo lo contrario, ya que la clave está en ocupar muy bien los espacios y tener vistas despejadas, las que dan una gran sensación de amplitud. En este caso particular, UNarquitectura intentó darle fluidez, pero, a la vez, buscó un tipo de división que delimitara muy bien los espacios, así que, aunque este lugar se ciñe al concepto clásico de loft, logra tener dos ambientes muy bien definidos. “Le pusimos ‘Casa Quebrada’ porque buscamos la analogía entre que la casa está en una quebrada y además está quebrada ella misma. Esto lo hicimos para tener distintas vistas y poder separar los espacios públicos de los privados”, cuenta Nazar. Así al “quebrar” la construcción se pudo separar la pieza del living, baño y cocina. Además, ese desfase permitió tener mayores vistas y también logró que se pudiera crear una pequeña ventana sobre la pieza que hace posible mirar las estrellas desde la cama. Todos estos detalles hacen de esta casa un lugar muy agradable y amplio, ya que, a pesar de la sencillez de la construcción, hay cierto lujo en este lugar. Los marcos de las ventanas son de raulí y la casa tiene varios juegos que la transforman en una pequeña joya, el color negro del exterior de ésta logra que la construcción se funda en el follaje y, al mismo tiempo, contraste con él blanco albo del interior de la misma. Todos estos elementos lograron que a pesar de su costo –relativamente bajo– sea un espacio de gran calidad, tanto en el diseño como en su construcción.

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS