Yoko Ono

Viernes, 7 Julio 2017

Para todos los amantes de The Beatles, Yoko Ono aparece como una figura controversial, rodeada de muchos mitos que, más que estar relacionadas a la esfera del arte, rondan el mundo de la música. Las historias vinculadas a esta mujer, construidas casi siempre por hombres, ponen la figura de Yoko al lado del genio apabullante de Lennon, como una sombra; sin embargo, el talento de la artista trasciende por mucho la figura de Lennon, de The Beatles y de la música.

Asociada con el arte conceptual, la performance, el grupo neovanguardista Fluxus y los happenings de los años 60, Yoko Ono fue pionera en el cuestionamiento del concepto y el objeto del arte. Desde entonces, ha roto las fronteras tradicionales de las distintas disciplinas artísticas y ha invitado a los espectadores a jugar un papel activo en la producción de la obra. Usando un lenguaje claro y universal, crea objetos, eventos, rituales y acciones, cuya precisa elaboración se completa a través de la participación del público. Las instrucciones son mensajes simples y poéticos, que invitan a realizar determinadas acciones, como escuchar el sonido de la tierra o encender un fósforo y observarlo hasta que se consuma.

La exposición más extensa e importante que se haya hecho en Chile sobre Yoko Ono se podrá visitar hasta el 22 de octubre en el Centro Cultural CorpArtes. Dream Come True presenta más de 80 trabajos, entre los que se cuentan objetos, videos, filmes, instalaciones y registros sonoros, producidos desde los años 60 hasta hoy, y que destaca principalmente por su propuesta participativa, en donde el espectador tiene que empoderarse y tomar un rol principal dentro del recorrido. La exposición, sin duda, representa una metáfora de su trayectoria artística, además de una crítica constructiva a la sociedad actual.

Esta muestra ya se ha presentado en Ciudad de México y en Buenos Aires –en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Malba– donde tuvo un éxito avasallador, así CorpArtes anota otro hit, que en alguna medida responde al mismo fenómeno de Yayoi Kuzama, una exposición interesante, muy mediática, que resuena mucho por el autor que la produce y que invita a todos los espectadores a ser partícipes, tanto desde su acción misma en el recorrido como en la interacción con redes sociales.

Dream Come True incorpora, además, una serie de actividades paralelas que, a la luz de lo que pasa en Chile con relación a la violencia contra la mujer, aparece muy oportuno y necesario, teniendo en cuenta de que a abril de este año ya llevábamos 17 casos de femicidio. Por este motivo se convocó a una actividad llamada Resurgiendo, que comenzó el 8 de marzo y que se extenderá hasta el 8 de octubre. En esta convocatoria, Yoko Ono y CorpArtes incentivan a las mujeres que hayan sufrido violencia de género a entregar su testimonio en la web de CorpArtes, generando una instancia que abre el camino para la sanación de quienes hayan sido agredidas. “Yoko es una de las primeras artistas feministas. En su amplia práctica artística está muy presente la idea de lo comunitario y uno de los pilares de su trabajo han sido sus propuestas en contra de la violencia. Resurgiendo da buena prueba de ello, dado que trabaja en torno a la violencia de género y permitirá a las participantes ser parte intrínseca de la muestra”, afirma Agustín Pérez Rubio, director artístico de MALBA y cocurador junto a Gunnar B. Kvaran de la muestra.

Nicole Andreu Cooper @NicAndreu

Escrito por

Ultimos Articulos COSAS